Cómo poner en práctica la operación 'Pañales fuera'

Ha llegado el momento y ya no puedes esperar más. Tu hijo ya tiene más de dos añitos, hace buen tiempo y ya va siendo hora de que cumplas con los deberes de madre o de padre: retirar el pañal de tu hijo. ¿Qué se necesita? Pues mucha paciencia, constancia y sobretodo que notes con tu intuición que tu hijo está preparado para controlar sus esfínteres. Al fin y al cabo, por más que los pañales sean buenos, los niños se sentirán incómodos, en algún momento, con ellos.

¿El niño está preparado para controlar sus esfínteres?

Cómo retirar el pañal de los bebés

Mi hija abandonó los pañales cuando tenía 2 años y 5 meses. Fue gracioso porque como hacía mucho calor, ella casi nos pedía para quitárselo. Fue ahí que decidimos intentar quitarle el pañal. Empezamos retirándolo durante el día. Cuando se despertaba, ya no le cambiaba el pañal. Íbamos al baño, la ponía en su orinal para hacer sus necesidades, la limpiaba y ella se ponía una braguita y punto. El proceso para conseguir que el niño adquiera el hábito de controlar los esfínteres es lento, a mi hija se le escapó el pis algunas veces, pero es muy importante vestirse de motivaciones para los hijos. Y para eso, es recomendable que uno de los padres estén de vacaciones en casa.

Por más que repitas a tu hijo que te pida hacer pis o caca, siempre te quedas en la expectativa preguntándote el por qué no te lo pide. El control voluntario de los esfínteres es un hábito que debe ser adquirido al igual que comer, dormir, vestirse solos, caminar, lavarse las manos... y como tal resulta más fácil para unos niños que a otros. En nada está relacionado con la inteligencia o con la autonomía de cada niño y sí con su nivel de maduración. Si notas que el niño no está preparado, no insistas. Cada niño tiene su momento y las comparaciones en este sentido solo fastidian. Sigue algunas pautas para saber si el niño está preparado para este control.

- Cuando se queja de lo molesto que está el pañal
- Cuando al cambiarle notas que el pañal cada vez se encuentra más seco
- Cuando al retirar el pañal, tu hijo consigue controlar sus ganas de orinar, después de pedírtelo
- Cuando tu hijo sabe diferenciar las ganas de orinar o evacuar.

El paso a paso de la retirada del pañal

- Los padres deben estar en casa y convencidos de que es el momento por los mensajes que emiten sus hijos.
- Explicar al hijo la importancia y en qué consiste este gran paso para que él se haga mayor. Y pedirle su colaboración.
- Retirar el pañal durante el día y enseñar al niño a acudir a su orinal cuando tenga necesidad.
- Observar las señales de que el niño tiene ganas de hacer pis. Apretar las piernas o saltar, son signos muy conocidos e infalibles.
- Motivar siempre, felicitar y premiar al niño cuando consiga hacer sus necesidades en el orinal.
- Jamás regañe ni castigue ni presiones a tu hijo por no conseguir controlar su orina. Frente a un escape, dile que ha sido apenas un fallo y que confías en que él podrá superarlo. Nada de críticas ni de humillaciones. Los niños no consiguen controlar sus esfínteres solos.
- Cada vez que vayas al baño, dilo a tu hijo. Así le estarás animando a imitar y seguir tu ejemplo.
- Cuando tu hijo consiga controlar sus necesidades durante el día, es hora de empezar a retirada de los pañales por la noche. Puede tardar un poco más ya que todo dependerá de su maduración. Entre la retirada del pañal durante el día y la noche se puede tardar de 15 a 30 días, o más. Si ya has pasado por esta experiencia, cuéntanos cómo te fue con tu hijo.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com