Trucos para calmar a bebés y niños en las pruebas médicas

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Todos los padres sabemos que no es fácil ese momento en el que han de vacunar a nuestro hijo, le tienen que introducir un palito para ver la garganta o han de hacerle una radiografía. A los niños les asustan estas pruebas o simplemente les obliga a estar muy quietos y no son capaces de hacerlo.

Por ello, la empresa Pig-O-Stat fabricó en 1960 un inmovilizador pediátrico para poder tomar placas a los bebés sin ningún tipo de complicación. Lleva usándose años pero acaba de desatarse la polémica respecto a este aparato tras la publicación de una fotografía de un bebé dentro del Pig-O-Stat Pediatric Immobilizer.

Consejos para que los bebés y niños no lloren en las pruebas medicas

Inmobilizador para hacer rayos X a bebés

Estas imágenes han escandalizado a miles de personas y la foto ya se ha hecho viral y es que aunque la empresa está muy orgullosa del producto, ya me gustaría a mi ver a más de uno ahí dentro inmovilizado.

Creo que hay otros métodos más 'humanizados' para tranquilizar y mantener quietos a los niños a la hora de realizarles las pruebas médicas, he aquí algunos:

- Dar el pecho: es un método que se emplea cuando hay que sacar sangre al bebé o hay que vacunarle. También se conoce como tetanalgesia y que se refiere a las propiedades tranquilizantes que tiene dar el pecho al bebé.

- Envolver al bebé: utilizar la técnica del swaddling les ayuda a calmarse y relajarse. No es otra cosa que utilizar una mantita o sábana para envolver al bebé ya que le aporta mucha seguridad.

- Acunar al bebé: las madres sabemos que es un método eficaz para cualquier momento de estrés en el que el bebé llora. Se hace indispensable cuando después de la vacuna el bebé parece inconsolable.

- Susurrar al bebé: el típico 'shhhhh' junto al oído del bebé, o una melodía suave entonada muy cerquita suyo puede aliviarles y hacerles sentir más seguros.

- Ponerle de costado: no podremos evitar que griten o lloren cuando el médico esté realizándoles alguna prueba como auscultarles, tomarles la temperatura, mirarles los oídos o ponerles alguna inyección, pero los expertos nos dicen que la postura de lado les ayuda a sentirse más tranquilos.

¿No pensáis que cualquier cosa es mejor que meter al bebé en una cámara como la de la imagen?