Cómo abrazar a un bebé

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Todas las mañanas, cuando mi hija se va al colegio nos despedimos con un abrazo. La acurruco en mis brazos como forma de expresar todo el cariño que siento por ella.

El abrazo tiene ese poder de decir y de comunicar más que las palabras. Es más, transmite protección, seguridad, confianza, fortaleza y afecto a nuestros hijos.

¿Qué brinda un abrazo a los niños?

Abrazo de Perro a un bebé

Una vez me llegó al correo esta fotografía de un perro abrazando a un bebé que lo dice todo solo con verla. Junto a la fotografía, venía el texto de un pequeño manual de instrucciones para abrazar a un bebé, en tan solo 4 pasos:

1- Encuentre a un bebé y asegúrate de que lo encontrado sea un bebé empleando la clásica técnica del olfato.

2- Enseguida, palpar al bebé antes de comenzar el proceso del abrazo.

3- Luego, desliza los brazos alrededor del bebé preparándole para el abrazo.

4- Finalmente, achucha al bebé entre sus brazos y si tienes una cámara de fotos cerca, sonríe para lograr la mejor fotografía.

Si un perro es capaz de hacer actos tan dulces y tan delicados como estos, ¿cómo que algunos padres no son capaces de hacer lo mismo con su bebé?. Todos necesitamos de contacto físico para sentirnos bien. Cuando nos tocamos y nos abrazamos, estamos dando vida a nuestros sentimientos, sentidos, y fomentando la confianza en la relación con nuestros hijos. Estoy convencida de que un abrazo cura cualquier enfermedad, dolor, llanto... El abrazo provoca alteraciones fisiológicas positivas tanto a quién lo da como a quién lo recibe.

Así que si hoy aún no has dado un abrazo a tu hijo, no esperes más. Al abrazarlo estarás estimulando vuestro vínculo afectivo y creando un acercamiento dulce y duradero entre ambos. Ya me dirás.