Cómo ayudar al bebé a separarse de mamá

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

La primera vez que me separé de mi hija, ella tenía sólo un mes. Tenía un nudo constante en la garganta. Sin embargo ella no sufrió. Esa noche durmió agarrada a una de mis camisetas, porque al notar mi olor, se tranquilizaba. Esa experiencia me sirvió para entender a mi hija cuando le ocurrió lo mismo al separarse de mi unos meses después, justo en el momento en el que acudía por primera vez a la guardería.

Por qué los bebés no quieres separarse de su madre

Madre con bebé

Hay algo que nos une a nuestro hijo desde el principio. El cordón umbilical es algo más que un conducto. Es un vínculo. Un lazo que une a madre e hijo. Cuando el bebé nace, se aferra a su madre. Se siente seguro. Reconoce los latidos del corazón, su voz, y pronto también el olor de su madre. 

Pero los meses pasan y el bebé tiene que empezar a ganar autonomía. Un día, la madre debe volver al trabajo y separarse de su hijo. Y entonces el bebé no entiende nada. ¿Por qué desparece su madre?, ¿dónde está?, ¿volverá? Y una oleada de miedo se apodera de él. Es indefensión, incomprensión, incertidumbre, angustia y miedo a lo desconocido.

Cómo podemos ayudar al bebé a separarse de mamá

Aquí es donde entra en juego las habilidades de la madre. El objetivo es intentar, poco a poco, que el niño entienda que aunque mamá no esté con él, no desaparece para siempre. Que mientras tanto, él puede seguir explorando el mundo por sí mismo. Y que no le pasará nada en su ausencia. Los niños en sus primeros años de vida sólo quieres eso: amor, seguridad y certeza de que nunca se quedarán solos y desprotegidos.

- Para que tu hijo no sufra cuando te vas, comienza a separarte de él en periodos cortos. Primero una hora. Luego dos... Tu hijo tardará días en dejar de llorar. Incluso semanas. Cada bebé necesita su tiempo. Pero terminará superándolo. A partir de los seis meses, el bebé se va volviendo más autónomo, y la separación será menos dolorosa. 

- Hay juegos que ayudarán al bebé a entender que mamá, aunque se vaya, volverá. El cucú-tras, las cajas sorpresa o el tren que desaparece al entrar en un túnel y vuelve a aparecer cuando el túnel termina, son algunos de ellos. 

- Explícale todo lo que va a pasar: 'mamá te va a llevar a la guardería, te va a dar un beso enorme y en un rato volverá a por ti'. Tu hijo se dará cuenta de que cumples tu promesa y perderá el miedo a lo desconocido.

Ayuda a tu bebé a perder el miedo a estar sin mamá, a ser más autónomo y menos dependiente. Te querrá igual y estarás contribuyendo a que se forme una personalidad fuerte y sólida.