Por qué se celebra el Día de Acción de Gracias

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Thanksgiving Day en Estados Unidos es todo un acontecimiento. El Día de Acción de Gracias se impone a la Navidad ya que es cuando toda la familia se reúne, incluso viajan de un estado a otro para estar todos juntos.

En Estados Unidos, las familias son mucho más independientes que las latinas o las europeas. Los hijos se independizan y pueden vivir lejos de sus familias durante todo el año, hablar poco por teléfono e incluso ir perdiendo el contacto. Sin embargo, si hay una tradición que logra reunirles en torno a una mesa es esta: el Día de Acción de Gracias.

¿Qué es Thanksgiving Day en Estados Unidos?

Día de Thanksgiving Day

En 1620 llegaron a costas norteamericanas el primer grupo de inmigrantes europeos huyendo de la pobreza, de las enfermedades y de las ataduras de la iglesia. Viajaron desde Inglaterra a bordo del barco Mayflower y desembarcaron en Plymouth.

Los indios nativos de Massachusetts los recibieron con los brazos abiertos y compartieron con aquellos peregrinos sus conocimientos sobre cómo cosechar aquellas tierras, cómo cazar o curar la carne de los animales autóctonos. 

Los peregrinos organizaron una gran cena para celebrar que la abundante cosecha les ayudaría a pasar el siguiente invierno. Estas celebraciones de acción de gracias duraron varios días. 

Poco a poco esta celebración calando en la sociedad americana y el primer presidente de los Estados Unidos, George Washington declaró oficialmente el 19 de febrero de 1795 el primer día oficial de acción de gracias. Lincoln posteriormente lo cambió al 3 de octubre y finalmente Roosevelt decidió que se celebraría el cuarto jueves del mes de noviembre, fecha que se conserva hoy en día. 

El Día de Acción de Gracias es una de las principales celebraciones de Estados Unidos y da el comienzo a la temporada de Navidad. Ese día, las familias se reúnen en torno a una mesa en la que el menú tradicional es a base de pavo asado, puré de patatas, judías verdes o zanahorias glaseadas, batatas caramelizadas, salsa de arándanos, stuffing o relleno para el pavo y panecillos. El postre típico es el pastel de calabaza. Pero antes de comer, las familias proceden a juntar sus manos y hacer una oración de agradecimiento.