Cómo puedes enseñar a tu hijo a hacer volteretas

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Me acuerdo perfectamente el día en que decidí enseñar a mí hija a hacer volteretas. Me acosté boca arriba en la cama y en la tentativa de hacer la voltereta de la mejor manera posible y muy despacio para que ella pudiera seguir mis movimientos, acabé haciéndome daño en las cervicales, a tal punto que he tenido que irme a urgencias porque no conseguía mover el cuello. Vaya, vaya...

Cómo hacer volteretas con los niños

Enseñar a los niños a hacer volteretas

En urgencias, me pusieron un collarín para inmovilizar el cuello y así estuve unos cuantos días. Pero lo mejor de todo eso es que mi hija, con solo lo que le he intentado enseñar, aprendió a hacer sus volteretas rápidamente. Es que los niños son tremendamente ágiles y aprenden todo a la primera!

En todo caso, si tu hijo desea aprender a hacer volteretas, sigue unos cuantos consejos para que él aprenda a hacerla tanto hacia delante como hacia atrás, con paciencia, confianza y seguridad. Podéis pasar un rato muy, pero muy divertido con él.

1- Lo primero es aprender a hacer la voltereta para delante ya que es la precursora natural de la vuelta hacia atrás.

2- Considera la edad del niño o niña. A partir de los 4 o 5 años, por lo general, los niños ya están preparados para hacer volteretas ya que a estas edades ya tienen más percepción de la dirección. Hay niños más pequeños que sí las consiguen hacer pero en la mayoría de las veces orientan la vuelta a los lados, hacia la izquierda o a la derecha.

3- Primer paso: el niño en una colchoneta (o en otro material alcochoado), con la cabeza boca abajo y apoyada en el suelo, las rodillas doblabas y apoyadas a su pecho. Al mismo tiempo, deberá apoyar las manos en ambos lados de la cabeza, con las palmas hacia abajo, a la altura de las orejas.

4- Segundo paso: pide al niño que se quede de rodillas, flexione las rodillas, arquee su espalda en forma de bola, flexione las rodillas y las use para impulsar el movimiento hacia delante. Verás que naturalmente su cuerpo hará la voltereta hacia adelante.

5- Para la voltereta hacia atrás debes pedir al niño que se tumbe boca arriba en la colchoneta, que extienda sus piernas hacia atrás de su cabeza y apoye sus manos con las palmas hacia arriba a la altura de las orejas. Pedirle que impulse el movimiento hacia atrás utilizando sus piernas y manos. Naturalmente le saldrá la voltereta. Con la práctica, el niño ya irá haciendo volteretas con más velocidad.