Cómo poner fin al acoso escolar o bullying

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Podría llamarse María, Isabel o Lourdes. Tal vez la próxima vez sea Juan, Carlos o Antonio. No conocemos sus nombres, pero sí la pesadilla por la que han pasado. El acoso escolar es más cruel y dañino que una pistola. Y mucho más doloroso. A menudo invisible. Y tan letal que a veces desemboca en un suicidio. 

El acoso escolar o bullying no entiende de sexos, ni de condiciones sociales. Se da en cuanto un niño o una serie de niños deciden hacerle la vida imposible a otro. Una vez que escogen su víctima, la atacan sin piedad. Amenazas, chantajes y mensajes que desarman por dentro al niño acosado, que le van minar hasta acabar con su ilusión y sus ganas de vivir. El acoso, una lacra, que sin duda, hay que eliminar. Y urgentemente.

El programa Finlandés contra el acoso escolar que ya funciona

niña le tira del pelo al otro

Desgraciadamente, el acoso escolar es universal, afecta a escolares de todo el mundo. En muchos países intentan frenarlo desde la educación infantil. Valores y normas sociales. Respeto al a diferencia, tolerancia... pero al final, siempre hay algún acosador que rompe las normas.

En Finlandia, han puesto en marcha un programa que está consiguiendo mucho éxito. Se llama KiVa, el diminutivo de dos palabras finlandesas que significan 'Contra el acoso escolar'. Un programa, por cierto, creado por expertos de la Universidad de Turku, un lugar en donde llevan 25 años estudiando el comportamiento y relaciones entre los niños.

¿En qué consiste ese programa contra el bullying exactamente? Mientras que en la mayoría de centros se centran en acosador y víctima, el programa KiVa cambia las normas que rigen el grupo. Aquí lo importante es concienciar a los 'testigos', los que miran, animan y ríen al agresor. Los que callan. La solución no pasa por intentar cambiar la timidez del agredido, ni en cambiar al agresor, sino en que esos testigos actúen ante un caso de acoso escolar. Que arropen al niño agredido y no apoyen al agresor. De esa forma, el agresor se sentirá anulado y el agredido ganará en seguridad. 

Las claves del programa capaz de derrotar al acoso escolar

- Se imparten clases sobre convivencia, respeto y tolerancia desde los 7 hasta los 13 años.

- Se crea un buzón virtual en donde los niños pueden denunciar sin miedo si se sienten amenazados.

- Los cuidadores en el recreo llevan chalecos reflectantes para ser localizados con facilidad.

- Cada colegio dispone de tres personas dedicadas en exclusiva al tema de acoso escolar y actúan de inmediato ante el primer indicio, apoyando primero a la víctima y concienciando de su error al agresor.

Este programa se comenzó a implantar en algunas escuelas finlandesas en el año 2007. Desde el primer momento, los resultados fueron asombrosos. Se consiguió eliminar el 79% de acoso escolar. Es más, los colegios en donde funcionaba este programa, tenían un mayor índice de satisfacción y motivación por estudiar de los niños. Ya se ha exportado a varios países, como Francia, Italia, Reino Unido, Suecia o Estados Unidos.