El valor de la tolerancia contra el bullying

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Las diferencias no son malas. Es más, son un gran valor. Nadie es menos por ser diferente y nadie merece que le rechacen por ser distinto. Es el mensaje que intenta transmitir una campaña de Unicef Chile contra el acoso escolar o bullying

El protagonista de la historia es un niño extraterrestre. Tal vez nos parezca extraño ver a un niño con cara de lagarto protagonizar una historia así. Pero la metáfora va más allá de su aspecto reptiliano. Tal vez, los niños acosados en el colegio se sientan así, extraterrestres en medio de un mundo al que parece que no están invitados. 

Un extraterrestre enseña a los niños el valor de la tolerancia

Niño extraterrestre

El pequeño tiene un aspecto diferente al resto. Eso genera rechazo entre los niños del colegio desde el primer momento, ese instante en el que la profesora le presenta al resto. Sus compañeros deciden no darle ninguna oportunidad. Huyen de él, le lanzan papeles, le escupen, le desprecian... Nadie quiere sentarse al lado del niño nuevo. Y le hacen un gran vacío. Tal y como sucede en la vida real, en la que los niños que son víctimas de bullying viven una auténtica pesadilla. Sienten miedo, dolor y un contante rechazo. Viven amenazas y chantajes. Y suelen sufrirlo en solitario.  

Sin embargo, lejos de encerrarse en su mundo, y dejar que el miedo y la tristeza se adueñen de él, el pequeño decide utilizar sus diferencias para hacer ver al resto que puede ser útil. Que sus diferencias pueden ser grandes virtudes, no sólo para él, sino para todos los demás. 

Este es, sin duda, el gran mensaje que Unicef intenta transmitir: no se debe rechazar a nadie por ser diferente. Antes, hay que darle una oportunidad. Y siempre, siempre, mostrarse tolerante con las diferencias. 

Vídeo de Unicef Chile contra el acoso escolar