¿Un niño puede nacer con maldad en su corazón?

Viviana MarínRedactora de GuiaInfantil.com

La infancia de mi niña me ha hecho recordar mucho la mía. Hay niños y niñas de su clase que según ella me relata son más “necios”. Así que recordé que yo también me topaba con niños agresivos. Esos que siempre se ven muy rebeldes, que intencionalmente pretendían que los viéramos como los malos del paseo. Así que me di a la tarea de investigar si es posible que haya niños con tendencia a la maldad y esto encontré:

¿Puede el ser humano nacer siendo mala persona?

Ninocauchera

Hay dos corrientes filosóficas contrarias. Una asegura que los seres humanos nacemos malos y otra que dice que los seres humanos nacemos buenos y que la sociedad nos corrompe. Según una investigación desarrollada por la Universidad de Yale,  los niños al nacer, incluso antes de desarrollar el lenguaje, tienen tendencia al bondad y prefieren a las personas que hacen el bien en lugar de las personas que entorpecen a las demás. 

Charles Darwin afirma que hay una carga genética que puede determinar nuestro actuar y que por eso dos individuos expuestos al mismo ambiente reaccionan de diferente manera. 

Como madre compro la teoría de que nacemos con nobleza en el corazón y de que podemos hacer de nuestros hijos buenas personas. Por eso te traigo estas recomendaciones. 

- Bríndale buen ejemplo: Actúa con bondad, con desprendimiento, no hables mal de los demás, evita decir cosas en voz alta como: ¡no se lo merece! Porqué si estoy haciendo las cosas bien ¡me va tan mal en esta vida! Es que ser malo paga. 

- Corrige oportunamente cuando se porte mal y cuéntale qué consecuencias tendrán sus malos actos

- Evita etiquetar o rotular a un niño: una cosa muy distinta es decir: te portaste mal en el parque, que decir eres un niño malo por eso te portas mal siempre. Saca de tu vocabulario: eres grosero, eres inútil, eres desordenado, eres maleducado. Revisa tu lenguaje y sólo señálale  el momento en el que hizo las cosas mal. 

- No rotules a los otros niños frente a él: hay niños malos, no querrás ser un niño malo, ese niño es malo, etc.

- Evita etiquetar en positivo: eres un niño bueno. Y entonces cuando se porte mal… ¿dejará de ser un niño bueno? ¿Será entonces un niño malo? Se coherente.

- Háblale del bien y de los beneficios que trae.

- Actúa con calma ante un comportamiento agresivo y evita gritarle a tu niño porque de hacerlo estarás siendo contradictorio.

- Persevera en tu enseñanza del bien: muéstrale con amor lo positivo de portarse bien cada que puedas. Tendrás que hacerlo varias veces antes de que lo interiorice. 

- Prémialo: si ves que se portó bien en circunstancias en las que pudo haberse portado mal recompénsalo y sobre todo hazle saber el porqué de esta recompensa.

- Cuida los contenidos que ve: ten cuidado con lo que se consume en tu casa, televisión, cine y videojuegos. Sus contenidos pueden ser altamente violentos o agresivos o por el contrario puedes escoger contenidos con moraleja y enseñanza de la bondad a tus hijos.