Las 10 excusas más comunes de los niños para faltar al colegio

Viviana MarínRedactora de GuiaInfantil.com

Hace unos días en Twitter una usuaria publicó una foto de una nota escrita a mano por su primo de 6 años, que había entregado a una de sus profesoras. ¿Sabes lo que decia lo nota?: ´Soy el alcalde y quiero cerrar el colegio para siempre´. Este trino ha dado para todo, pero también para recordar que algunas veces los niños no están no se sienten animados para ir al colegio y que muchos llegan a inventar todo tipo de excusas para no tener que levantarse e ir al colegio. Creo que todos los padres hemos visto alguna vez a un hijo sin ganas de ir al colegio verdad?. Pues aquí les enseño algunas.

Qué justificativas dan los niños para no ir al colegio

Ninaconpereza

1 – Estoy enfermo: los niños hacen voz lapidaria, ojos semi cerrados, presenta carita con señal de dolor e indisposición, acompañado con continuas entradas al baño para dar señal de indigestión. Son síntomas de enfermedad fáciles de fingir para un niño que no quiere que lo envíen a estudiar. Obvio que los niños se enferman y hay que creerles pero ante los síntomas es mejor llevarlo al médico y si no se deja llevar, puedes empezar a dudar. Hay trucos que ya se pasan entre los chicos en Internet como dormir con azúcar en las medias, caminar descalzo y tomar mucha agua fría... Dicen ellos que funciona para amanecer con fiebre y hacer creíble la coartada.

2 – Los profesores están en huelga o en jornada especial: Los maestros no van a dictar clases, así que ¿para qué el niño se va al colegio? Cerciórate muy bien con el colegio para saber si esto que te dice tu hijo es cierto o si estás ante una mentirita infantil.

3 – Quiero estar mejor preparado para un examen: ¿Y será que si no va a la escuela estará todo el día preparándose? Ten cuidado con no llevarlo al colegio por comprensión ante esta petición pues se supone que los otros chicos también tendrán este examen, pregúntale por qué no les dieron el día a todos los demás para prepararse. Ofrécele toda tu ayuda cuando regrese del colegio.

4 – No tenemos que ir algunos alumnos: Esto si está raro. ¿Lo eximieron por buen comportamiento? es mejor que llames antes de que en lugar de ser eximido por buena conducta, lo suspendan por no estar yendo a clases. No sería el primero ni el último en acudir a esta falsa excusa para no ir.

5 – Hay una excursión: Si, al parecer hay una salida de las que programan en los colegios. Nadie te notificó pero tu hijo está más que informado, de hecho te dice que muy pocos asistirán porque van a cobrar muchísimo por la salida y que él prefiere ahorrarte el dinero. Nuevamente una llamada te sacará de dudas.

6 – Casi no dormí: puede que sea cierto. Pero si lo dejas descansando es muy probable también que se acueste más tarde y mañana para levantarse pase lo mismo, todo un círculo vicioso que afectará tu rutina en la mañana. Así que tú decides, pero te advertimos que también está en el top 10 de las excusas más usadas para evitar el cole.

7 – Me accidenté: Una caída, un esguince, un hueso roto, en fin, cojea pero no notas inflamación. Pero es fácil identificar si es cierto. Sólo dile que lo llevarás de urgencia, le harán una radiografía para ponerle un yeso o algo así. Quédate atenta a su reacción. Si no se deja llevar al doctor puede que sólo sea una excusa.

8 – Mi profesor no va a ir: tu hijo te dice que el tutor del grupo les avisó que faltaría. Nuevamente ante la duda, consulta.

9 – El día tal de este mes habrá jornada especial en la escuela y no habrá clases: Es una excusa que exigió más planeación de su autor, y puede ser una estrategia un poco más colectiva, con uno o dos amigos para no asistir y tener ya un plan para hacer algo divertido ese día. Si tienes agenda escolar o portal revisa y sal de dudas.

10 – Se me rompió el uniforme: aunque no lo creas esta ha sido frecuentemente practicada pues tijeras hay en todos los hogares. Si te dice que su uniforme se dañó antes de la salida de todos para sus obligaciones, no hay tiempo y cómo mandar al niño al colegio sin su uniforme. Puedes mirar con detenimiento que tipo de rotura tiene el uniforme para saber si fue accidental o provocada. Puedes elegir si lo envías con el otro así no le toque y excusarte con una nota ante el profesor.

Ay mamá ¿qué tal si le pones un poquito de picante y no tragas entero cada vez que tu hijo te da razones para no ir al colegio? Eso sí, mamá, si ya se está haciendo muy frecuente el tratar de evitar el colegio puede que estés ante un caso más complicado, como un acoso escolar o bullying y tu hijo tenga razones para no querer volver, si es así dialoga con él y con sus profesores y trata de identificar qué pasa.