Por qué no separar a los gemelos en el colegio

Desde hace algunos años la tendencia de los colegios es la de separar a los hermanos gemelos, mellizos o trillizos en clases distintas. Como madre de mellizas mi reacción al principio fue negativa, ya que mis hijas siempre habían estado juntas y ya resultaba bastante traumático para ellas el comienzo de la etapa escolar como para encima que también las separaran en dos clases distintas.

¿Por qué separan a los gemelos en el colegio? 

Gemelos en el colegio

El colegio me convenció alegando unas supuestas razones en las que estaba “demostrado” que era mejor para los hermanos ya que eso afianzaría su identidad, se abrirían más al grupo y no competirían entre ellas. Después de aquello las niñas comenzaron en clases separadas, aunque se podían ver en los recreos y la primera semana les dejaban que, si estaban muy tristes, se vieran de vez en cuando en  medio de las clases.

Una de ellas, la más dependiente de su hermana, comenzó a tener problemas que ya pensábamos resueltos como hacerse pis en la cama, se peleaba en casa con su hermana por todo, se volvió más competitiva y se quejaba de que las nuevas amigas de su hermana la acaparaban constantemente y no la dejaban jugar con ella durante los recreos.

El caso es que vimos como la confianza en sí misma descendía rápidamente y reclamaba más la presencia de su melliza cuando no estaban en el colegio. Nosotros pensamos que era un proceso normal del comienzo del colegio y que se pasaría, sin embargo, las niñas ya tienen 7 años y una de ellas sigue teniendo dificultades para relacionarse que la otra y las competiciones entre ellas son más fuertes que nunca, sobre todo cuando sus profesores no van a la par en la enseñanza, chinchándose por quien tiene menos deberes o quien tiene que menos que estudiar menos. 

Separar a gemelos en clase: ¿sí o no?

Pensábamos que los problemas que tenía en el colegio eran fruto de su carácter más débil y dependiente, pero no caíamos en la cuenta de las verdaderas razones hasta que recientemente llegó un estudio a mis manos donde se acreditaba que las alegaciones que dan los colegios para separar a los gemelos son totalmente infundadas y no están basadas en ningún estudio real, y demostrando, por otra parte, que esas separaciones eran contraproducentes porque corrían el riesgo de que los niños tuvieran todos esos síntomas que yo notaba en una de mis hijas.

Así que reflexionando sobre estos cuatro años atrás nos dimos cuenta que, efectivamente, en nuestro caso ha sido nefasta la separación y eso ha provocado en mi hija una inseguridad y una soledad que la ha conducido a una mayor dependencia aún de su hermana.

En el estudio se desaconseja aplicar la separación como norma del colegio, sobre todo en los primeros años de vida escolar, y se propone que los padres puedan elegir lo que más les conviene a sus hijos, cosa que rara vez sucede. Muchos de los padres de gemelos tienen a sus hijos separados, (y ya no quiero decir los trillizos donde hay dos juntos en una misma clase y otro solo), aplicando esta norma absurda que no individualiza cada caso y sin escuchar las opiniones de los padres. 

La psicóloga holandesa Coks Feenstra, autora de El gran libro de los gemelos, cuenta que en muchos casos esta separación es errónea, ya que los estudios demuestran que los niños lo pasan mal y que muchos de ellos sufren trastornos de ansiedad, retraimiento, retroceso e incluso malos resultados académicos.

Si estáis en esa situación deberíais elegir lo que creáis que es mejor para vuestros hijos, vosotros sois los que mejor los conocéis, y no dejar que se imponga como norma la separación.