Leer a los niños es estar cerca de ellos

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

En mi casa siempre hemos tenido la costumbre de leer en voz alta a nuestra hija. Es más, de leer casi interpretando, poniendo al lado de cada párrafo una pizca de emoción y de misterio.

La verdad es que nuestra hija, felizmente, aprendió a leer muy rápidamente. A través de los libros ella aprendió algunos conceptos de la vida que ni nosotros ni su profesora podríamos enseñarle. Cada libro es un mundo que se abre a los niños o un niño que se abre al mundo.

Cómo leer cuentos a los niños

Beneficios de la lectura para los niños

Cualquiera podemos contar cuentos a los niños. No es necesario que seamos expertos, profesores o científicos, solo tenemos que vivir esta experiencia y disfrutarla como un hábito en la vida de nuestros hijos. Al leer a nuestros hijos no solo estamos desarrollando una actividad con ellos como también fortaleciendo el vínculo de cariño, de confianza y de comunicación con ellos. Estaremos transmitiéndoles nuestro sentimientos, nuestro entusiasmo, emociones, y sobretodo que ellos son muy importantes para nosotros.

Leer a los niños según su edad

Las familias que tienen el hábito de leer a los niños saben que la lectura y la forma de leerles crecen como los niños. Si no crecen, los niños se aburren y pierden el interés por la lectura. Hay que estimular y mantener su curiosidad por la lectura con algunas ideas muy sencillas.

1- Leer a niños de 0 a 3 años

Siempre he respetado las orientaciones de las editoriales en cuanto a la edad que está direccionada la lectura de los libros. A esta edad, nosotros leíamos un cuento a nuestra hija, diariamente, por lo menos unos 15 minutos a la hora de ir a la cama. Los libros deben tener más ilustraciones que texto y su lectura más efectos divertidos en la voz y en la cara, que palabras.

2- Leer a niños de 3 a 6 años

Para estas edades hay una variedad enorme de libros, con ricas ilustraciones e historias ingeniosas y llenas de fantasía, incluso en inglés y otros idiomas. Rodee a tus hijos de libros. Los niños ya pueden elegir el cuento y los personajes de su preferencia. Podéis disfrutar muchos más de la lectura de un cuento, y cuando lo terminéis, pueden comentar y opinar sobre su historia. Seguro que tus hijos te pedirán escuchar un cuento, una y otra vez. El momento de la lectura será muy gratificante para todos.

3- Leer a niños de 6 a 9 años

A estas edades, ya podéis turnaros para leer un libro, el niño lee una página y tu la siguiente. Ya no tendrás que leerle un libro entero. Habrá momentos en que tu hijo querrá leer un libro solito, antes de acostarse. Puedes ayudarlo a relacionar lo que lee en los libros con lo que acontece en la vida real. Ofrézcale libros de distintas temáticas para que puedas identificar la de su preferencia. También es importante que agregues las revistas en el momento de lectura de tus hijos.