Los hijos ¿heredan la profesión de sus padres?

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Desde Mahatma Gandhi hasta Pablo Picasso. O la familia de actores Douglas... Todos heredaron en su día el trabajo o la pasión de sus padres. 

¿Tendrá que ver cómo eduquemos a nuestros hijos? ¿Tendrá que ver con lo que los hijos ven en casa? ¿O la vocación es algo que se hereda

Hijos que eligen la misma profesión que sus padres

Padre e hijo juegan al golf

Yo me crié entre olores de pinturas acrílicas, óleos y aguarrás. Admiraba el pulso con el que mi padre daba vida a un lienzo con cada pincelada. Y sin embargo, nunca fui capaz de dibujar bien. Decidí seguir otra dirección. Al fin y al cabo, la mayoría lo hace. ¿O no? 

Tal vez todo tenga que ver con la educación que recibes en casa. Y es que existen dos tipos de padres:

1. Los que dan a su hijo libertad para desarrollar sus aptitudes y le dejan elegir el camino, aunque el camino que elijan a menudo no sea el mejor, o el que más salidas profesionales tiene. Y aunque no sea el camino que ellos eligieron, ni el que elegirían para ellos.

2. Los padres que intentan 'adiestrar' desde pequeños a sus hijos para que ellos puedan seguir sus pasos. Médicos que quieren que sus hijos sean médicos. Actores que hacen todo lo posible porque sus hijos hereden sus virtudes... 

Según un estudio de la Universidad de Stanford (EEUU), sólo un 10% de hijos terminan siendo lo mismo que su padres. ¿La razón? Desde pequeños, y sin darnos cuenta, enseñamos a nuestros hijos a pensar como nosotros, pero luego existe movilidad y libertad para que cada niño desarrolle sus dones o talentos.

Sin embargo, sí se han detectado algunas profesiones con un mayor índice de 'herencia' entre padres e hijos, oficios más familiares. Las probabilidades de que tu hijo trabaje en lo mismo que trabajas tú aumentan si eres: abogado o jurista, médico, profesor o ingeniero.

Hay más libertad par que los hijos elijan su carrera profesional

La tendencia de trabajar en lo mismo que los padres desciende según pasan los años. Cada vez se dan menos y menos casos de hijos que quieren ser lo mismo que sus padres

Según los que elaboraron este estudio, se debe a la aparición de nuevas profesiones y al aumento de oferta laboral. Ahora existen muchísimos más trabajos que antes ni existían. ¿Qué dirían nuestros bisabuelos del trabajo del Community Manager? ¿Y del desarrollador de Aplicaciones para móvil? 

Por otro lado, el 'imitar' a los padres en el más puro sentido profesional, ha beneficiado a las mujeres, que han conseguido romper muchos estereotipos y trabajar, como sus padres, en profesiones que antes estaban casi 'vetadas' para ellas, como las ingenierías o la medicina. 

Al final, son ellos quienes eligen. Sin duda, si motivas a tus hijos hacia lo que para ti representa una pasión, la posibilidad de que sigan tus pasos siempre va a ser mayor. Pero nunca será determinante. Y tú, ¿quieres que tu hijo de mayor siga tus pasos?