Cómo despertar el interés de los niños por los idiomas

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Dicen que los bebés son como esponjas. Que es el mejor momento para enseñarles idiomas. Pero claro, no a todos los niños les parece tan buena idea. Si ya es difícil para ellos entendernos, me imagino lo que será tener que distinguir entre varios idiomas diferentes

Pero los niños, son sorprendentes, y lo que a nosotros nos parece un reto insuperable, para ellos se puede tornar en un simple juego. Esa es la clave para que el niño no termine odiando un idioma: el juego

Haz que el aprendizaje del idioma sea para el niño un juego

Bebé habla con su peluche

No es lo mismo aprender frente a un papel lleno de palabras extrañas que utilizar las palabras mediante un juego, un cuento o una canción. No es lo mismo tener que escuchar a una persona hablar en un idioma extraño sin entender nada que escuchar a tus personajes de dibujos favoritos en otro idioma. No es lo mismo. 

A mi hijo, por ejemplo, no le gustaban las clases de inglés. Decía que no entendía nada. Ni quería que pusiera los dibujos en inglés. Sin embargo, es un gran apasionado de las carreras de fórmula 1 y un día le vi entusiasmado frente al televisor, escuchando en inglés la retransmisión de una carrera. Entonces encontré la fórmula. Desde entonces, busco y rebusco siempre en inglés, todo lo que tiene que ver con el automovilismo. Él disfruta. Y aprende. 

Estoy convencida de que no existe ninguna asignatura imposible de superar, sino un método inadecuado. La cuestión es encontrar algo que haga disfrutar al niño mientras aprende. Lo mismo a tu hijo le gusta mucho que le cuentes cuentos. Usa cuentos en inglés. O prefiere que hagas teatro con las marionetas. Improvisa diálogos en inglés. Tal vez prefiera jugar con las muñecas. Haz que las muñecas hablen en inglés. Pon su serie favorita en el idioma que quieres que aprenda. Habla de vez en cuando con él en otro idioma. Canta con él, inventa coreografías. Improvisa juegos cuya temática sea el idioma que quieres que aprenda. Pega carteles por la casa con frases en inglés, o francés, italiano...el idioma que quieres enseñarle a tu hijo. 

Seguro que encuentras la fórmula mágica para captar la atención de tu hijo y estimular su interés por los idiomas. Recuerda que hoy en día no basta con saber un sólo idioma. Conocer alguno más le abre fronteras. Le estarás ayudando a construir un futuro mejor y a que pierda el miedo por viajar y conocer otras culturas.