A más uso de tablets y consolas, peores notas escolares

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Es un hecho que nuestros hijos conviven con tablets, smartphones y ordenadores desde sus primeras etapas de crecimiento. No hay escapatoria, y en realidad, tampoco tiene por qué haberla. En definitiva, bien utilizado, puede ser una estupenda vía para aprender. Pero, ¿qué ocurre cuando ese uso no se da correctamente? Expertos de la Universidad de Cambrigde lo tienen claro, los niños que pasan mucho tiempo al día delante de una de estas pantallas sacan peores notas.

El abuso de la nueva tecnología afecta al rendimiento escolar de los niños

Los niños que abusan de las pantallas sacan peores notas

La revista International Journal of Behavioral Nutrition and Physical acaba de publicar un nuevo trabajo en el que se expone que el rendimiento escolar se ve perjudicado en niños que pasan demasiado tiempo viendo la televisión o jugando con consolas, teléfonos o smartphones.

Además de fracaso escolar y peores notas, otros trastornos asociados al abuso de las pantallas que se han detectado son: la falta de sueño, la obesidad y las conductas agresivas, ya que imitan a determinados programas de televisión o videojuegos.

El profesor Kirsten Corder, de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, analizó a un grupo de 845 alumnos con una media de 14,5 años. Durante el tiempo que estaban sentados, los chavales pasaban una media de cuatro horas al día en ver la televisión, jugar con el ordenador o manejar la tablet o smartphone. Sin embargo, el tiempo recomendado que ha de pasar un niño ante cualquier pantalla no debe exceder de las 2 horas, y si es menor de dos años, no debe invertir tiempo alguno en ello.

Los investigadores de este estudio afirman que 'cada hora extra invertida en las pantallas se asoció con 9,3 puntos menos en los logros académicos durante la educación secundaria'. Por lo tanto las dos horas extras que detectaron que pasaban de más los alumnos estudiados, suponían la pérdida de 18 puntos.

Sin embargo, aquellos niños que dedicaban más tiempo a leer o a realizar tareas de la escuela en lugar de utilizar las pantallas, obtenían mejores puntuaciones escolares. ¿Por qué? A través de juegos tradicionales de construcción, puzles o la lectura se estimula más positivamente la capacidad de atención del niño y se potencia el desarrollo cognitivo. Sin embargo, sentarse ante una pantalla no estimula esta faceta del niño de la misma manera.

Los autores del estudio recomiendan tanto a padres de niños en cualquier etapa del desarrollo que limiten el uso de la tecnología. No se trata de demonizarla, ya que nuestros hijos son 'nativos digitales', pero sí de controlar el uso y el tiempo que se invierte con ello.