5 palabras de una profesora que cambian la vida de sus alumnos

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

'Elijo tener una buena vida'. Sólo son cinco palabras. Y sin embargo significan tanto... Una buena vida, una vida mejor. ¿Te imaginas lo que pueden hacer estas palabras dichas por un profesor a sus alumnos?

La profesora Reifler, de Los Ángeles (EEUU) comprobó el poder que pueden llegar a tener. Y es que, un buen profesor es el que es capaz de cambiar la vida de tus hijos. ¿O no?

Un buen profesor puede cambiar la vida de tus hijos

Profesora Reifler con alumnos

La profesora Reifler es maestra en un colegio de Los Ángeles. Un colegio formado por niños desfavorecidos, con pocos recursos. Muchos de ellos van al colegio sin desayunar. Pero, ¿qué tiene de especial la señorita Reifler? Su gran capacidad de motivar a los alumnos, de sacarles de su caparazón, de abrirles los ojos a la vida. Esta profesora entiende que la motivación es el motor del aprendizaje. El corazón, la ilusión, los sueños, el control de las emociones, la perseverancia y la valentía, sus brazos ejecutores. 

La profesora Reifler se ha convertido sin buscarlo en ejemplo de lo que significa ser un buen profesor. Un Profesor, con mayúsculas, se preocupa por lo que son  y lo que serán sus alumnos. Sienten un escalofrío al comprobar que uno sólo de sus alumnos pierde la esperanza. O que ha decidido tirar la toalla. 

La profesora Reifler consiguió que su clase luchara por cambiarlo todo, que sus alumnos volvieran a ilusionarse y a soñar con el futuro. ¿Cómo lo hizo?

5 claves en la educación según la profesora Reifler

1. Crear seguridad y confianza en sus alumnos. Que sean capaces de valorarse y creer en ellos mismos.

2. Que los alumnos tengan esta idea siempre presente: si tomas buenas decisiones, tendrás buenos resultados. Si tomas una mala decisión, las consecuencias serán terribles. Piensa antes de decidir y toma la decisión correcta.

3. Que cada día al levantarse se hagan esta pregunta: ¿qué clase de ser humano quiero ser?

4. Educar la tolerancia a la frustración. Conseguir que nunca se rindan. Que sigan luchando.

5. Inculcar el valor de la perseverancia y el trabajo. 

'Al menos que eduquemos al ser humano completo, no estaremos educando a nuestros hijos', dice la profesora Reifler. ¿Imaginas que todos los profesores fueran así?

Vídeo de la profesora Reifler educando a sus alumnos