6 motivos por los que los profesores regañan a los alumnos

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

¿A qué niño no le ha regañado el profesor en clase? Hasta los más estudiosos, tranquilos y responsables en un determinado momento han sido reprendidos por el profesor ya sea por hablar, por no participar o por tener la mente en otro planeta. No digamos pues los niños que son más inquietos o revoltosos.

Yo de pequeña fui la pesadilla de alguna que otra profesora y es que no paraba de hablar, me cambiaban de sitio una y otra vez y yo seguía charlando, me sentaban junto a las más tranquilas y calladas, y las hacía hablar. Y es que hablar con el compañero es el principal motivo por el que los alumnos reciben amonestaciones por parte de los profesores.

¿Por qué regañan los profesores a los alumnos?

Por qué regañan los maestros a los niños en clase

Los profesores tienen que lidiar con un aula en la que suele haber una media de 25 niños, cada uno con unas necesidades, un carácter o unas inquietudes. Han de tener mucha mano izquierda, paciencia y dotes de organización para que la clase no se les subleve.

Como en todas las profesiones hay maestros mejores y peores, estrictos, cercanos, empáticos, vocacionales, autoritarios, dedicados... Sea como fuere todos al preguntarles coinciden en que los malos comportamientos de los niños en clase suelen ser: 

- Hablar: es el principal motivo, charlar con el compañero y no atender en clase.

- Llevar juguetes de casa y entretenerse con ellos en clase.

- Pegar a un compañero.

- No participar en las actividades y ejercicios que se hacen en clase.

- No haber hecho los deberes.

- No conocer la respuesta a temas que han explicado los profesores hasta la saciedad.