Bocaditos de sabiduría de un abuelo para la familia

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Muchas veces nos olvidamos o pasamos por alto lo bueno y saludable que es compartir el tiempo en familia, reunir los abuelos, tíos y primos para compartir una comida, una charla, un juego o incluso un viaje.

Siempre habrá mucho que aprender entre ambos y especialmente de los abuelos.

Sabios mensajes de un abuelo para educar a los niños

Abuelos con nieta

Un libro de bolsillo nos hizo pensar en lo importante que es dedicar un momentito a la reflexión. En el libro 'Bocaditos de sabiduría para la familia', del abuelo y escritor Franco Voli, quién ha colaborado con GuiaInfantil.com en otras ocasiones con el libro 'El arte de ser abuelo', los padres podrán encontrar hasta 200 bocaditos o pequeñas mensajes sobre cómo educar en valores a los niños desde el respeto, la igualdad, la dignidad, el cariño y la cooperación.

Cómo educar en valores a los niños

En este libro, el autor ha estructurado un programa personalizado de educación para los niños, a través de propuestas y sugerencias a las que él llama bocaditos o consejos para sentirse bien.

Franco Voli invita a los padres y a los hijos, como también a los educadores a que abran el libro al azar y lean una sugerencia cada día, buscando reflexionar sobre ella, en casa, a camino del colegio, en el autobús, o donde sea. Según él, este es un buen ejercicio de motivación para los más pequeños de la casa y una herramienta optimista para lograr un modelo educativo familiar.

Si todavía no has leído este libro, sigue algunos bocaditos a modo de aperitivo, que voy a elegir al azar:

- Explicamos claramente a nuestros hijos lo que queremos que hagan. Si hace falta les demostramos cómo hacerlo. Esto les permite emprender y aprender.

- Planeamos organizar días familiares: el día de la limpieza, el día de la jardinería, el día de ir al campo, etc. Todos dan sugerencias y lo disfrutamos y celebramos juntos.

- Nadie es perfecto. Les pedimos a nuestros hijos el compromiso de un mayor cuidado, hablándolo y sin enfadarnos.

- Aceptamos que tratar a nuestros hijos como nos gustaría ser tratados a nosotros mismos en nuestras relaciones es nuestro compromiso continuo como padres.

¿Qué os ha parecido? Es un libro sencillo, fácil de leer y extremamente útil. Vale la pena descubrirlo.