Tener mellizos de padres diferentes o superfecundación heteroparental

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Parece un tema sacado de una película o un serial, y sin embargo, no tiene nada que ver con la ficción. Dos hermanos mellizos pueden tener diferente padre.

Pero para que suceda esto, se tienen que dar dos requisitos: la madre estuvo con dos hombres diferentes durante sus días fértiles y además ovuló dos veces. ¿Te parece extraño? Pues sucede. Es más, tiene un nombre científico: superfecundación heteroparental.

Qué es la superfecundación heteroparental o embarazo gemelar de padres diferentes

Bebés de diferente raza

Si el embarazo gemelar es ya de por sí poco común, menos aún el embarazo por superfecundación heteroparental. Esta no es otra cosa que la fecundación de dos o más óvulos en un corto periodo de tiempo y por hombres diferentes. Es decir, que dos o tres hermanos mellizos pueden nacer el mismo día pero tener padres diferentes. La madre es la misma, claro.

Seguro que surgen muchas dudas al respecto. ¿Puede ocurrir en dos días diferentes? ¿Y en un mismo día en horas diferentes? ¿Puede suceder esto mismo con una misma pareja? A todo esto, sí. 

La superfecundación o superfetación puede darse con una misma pareja. Es decir, si la mujer ovula dos veces en un día o con dos o tres días de diferencia, se puede logar la fecundación de los dos óvulos , tanto en el mismo día como en días diferentes. En el caso de que las relaciones sexuales sean en días diferentes, se establece un máximo de cinco días. 

Pero para que la superfecundación sea heteroparental, a lo anterior hay que añadir que los espermatozoides provengan de padres diferentes. Es decir, se da en los casos en los que hubo relaciones sexuales con hombres diferentes en un breve espacio de tiempo (horas o entre dos y cinco días de diferencia). 

Los espermatozoides pueden vivir dentro del cuerpo de la mujer hasta 5 días. Los óvulos de la mujer, por su parte, pueden ser fértiles y estar listos para la concepción durante 48 horas. En este lapso de tiempo, y siempre y cuando la mujer haya ovulado dos veces, existe la posibilidad de superfecundación. 

Los gemelos heterocigóticos (mellizos), no comparten el 100% del adn, por lo que una madre puede tener mellizos de diferente sexo, de diferente raza y de diferente padre a la vez

También se ha dado este caso de superfecundación heteroparental en tratamientos de fertilidad. En estos casos, la mujer recibió espermatozoides donados de hombres diferentes. 

Sin embargo, estos casos son poco frecuentes entre los humanos. Se calcula que se dan en uno de cada 13.000 embarazos. No así en el reino animal. Entre razas como perros y gatos, son casos muy normales.