Las náuseas y vómitos durante el embarazo protegen al bebé

Viviana MarínRedactora de GuiaInfantil.com

Durante mis primeros tres meses de embarazo estuve muy indispuesta. Náuseas ante los olores, vómitos en las mañanas y ardor estomacal tras las comidas. Molestias similares he escuchado de mis amigas. Pues hoy, chicas, déjenme contarles que esos malestares parecen ser signos de un embarazo saludable y que llega a término, según una reciente investigación médica. Los resultados de ese estudio revelan que las náuseas y los vómitos disminuyen el riesgo de perder el bebé que se espera.

Buena noticia para las embarazadas que sienten náuseas

Embarazadamalestar

Según un reciente informe de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos, la creencia popular de que las náuseas y vómitos están asociados a un embarazo saludable fue confirmada. El estudio se realizó justo después de la concepción en 797 mujeres que dieron positivo en su prueba de embarazo, 188 de las cuales terminaron perdiendo su bebé. Durante la octava semana de gestación, entre las evaluadas el 57,3 por ciento de las mujeres informó sentir náusea y el 26,6 por cientoafirmó tener náusea con vómito.

Según los investigadores las mujeres que dijeron presentar estos malestares tuvieron entre un 50 a un 75 por ciento menos probabilidades de tener una pérdida del embarazo, comparadas con las mujeres que no experimentaron estos síntomas.

La investigación difundida por la revista especializada JAMA Internal Medicine concluyó que las náuseas y el vómito experimentado por las mujeres, generalmente durante el primer trimestre del embarazo, protegen al feto contra las toxinas y patógenos en los alimentos y bebidas confirmando la asociación protectora entre estos síntomas y un menor riesgo de pérdida del embarazo.

El avance de esta investigación consiste en que estudios realizados previamente no lograron obtener información en tanto detalle puesto que se realizaban basados en los síntomas que recordaban tener las mujeres. Esta vez las mujeres realizaron un registro diario de sus molestias de la segunda a la octava semana de gestación y luego hasta la semana 36 respondieron un cuestionario mensual.