El test de embarazo sin margen de error

Es una gran ventaja disponer de una prueba de embarazo, que todas podemos realizar en la intimidad de nuestro hogar, para conocer de manera fiable si estamos embarazadas. Los nuevos test de embarazo no dejan espacio para la duda. Cuando la prueba da positivo no hay margen de error, estás embarazada. 

Aunque, en ocasiones, los síntomas de embarazo como la ausencia de menstruación, la sensibilidad en el pecho, los dolores de cabeza o los calambres, nos pueden hacer sospechar de la presencia de un embarazo, una sencilla prueba de orina que se adquiere fácilmente en la farmacia despejará todas nuestras dudas.

Una prueba fiable, el test de embarazo

Test de embarazo

Y es que el test de embarazo detecta una hormona que el cuerpo de la mujer sólo segrega cuando se inicia el embarazo, es decir, más concretamente puede detectarse quince días después de la concepción, fecha que suele coincidir con la primera falta. Esta hormona es la gonadotropina coriónica (hCG), necesaria para la viabilidad del embarazo y cuya presencia garantiza la buena evolución de la gestación. 

Los test de embarazo pueden dar falsos negativos, pero nunca falsos positivos. El motivo es que si el test de embarazo se realiza demasiado pronto, es posible que el test no detecte una cantidad importante de la hormona gonadotropina coriónica en la orina. Para determinar la eficacia del resultado conviene repetir la prueba unos días más tarde cuando la cantidad de hormona en la orina sea superior y susceptible de ser detectada. Eso sí: cuando el resultado del test es positivo, no hay margen de error, la hormona se ha detectado, ¡estás embarazada! 

Por tanto, el mejor momento para realizarse la primera prueba de embarazo es de 5 a 7 días después de la fecha de la primera falta y a primera hora de la mañana. ¿Por qué? Tres semanas después de la concepción ya es posible detectar fácilmente la gonadotropina coriónica y la primera orina de la mañana es la que está más concentrada, y por tanto puede ofrecer una mayor posibilidad de detectar la presencia o no de la hormona. 

La realización del test de embarazo es muy sencillo. Solo tienes que mojar el producto en una muestra de tu orina y esperar a que cambie de color. Debido a que existen varias marcas distintas en el mercado, conviene siempre leerse las instrucciones para no cometer errores de manipulación. La respuesta puede leerse al cabo de unos 3 minutos. Verás que un cambio en la coloración indica la presencia de cierto nivel de hCG, mientras que una ventana de control permite comprobar que el test ha sido realizado correctamente. En caso de error de manipulación, esta casilla puede permanecer vacía.

Marisol Nuevo.