Una mamá sin ovarios da a luz a un bebé

Los avances científicos, sobre todo en el campo de la medicina, permiten logros que parecen increíbles. Este es el caso de una mujer a la que tuvieron que extirpar los ovarios en el año 2001. No parecía muy posible que pudiera ser madre algún día, sin embargo, hoy, gracias a la ciencia, es mamá de un precioso bebé que se llama Lucas y que cumplirá un año en julio. Un extraordinario caso que puede dar esperanzas a muchas mujeres en su misma situación.

El reimplante de tejido ovárico permite lograr un embarazo

Mujer sin ovarios da a luz a un bebé

Mercedes es una mujer de 31 años a la que en el año 2001 le tuvieron que extirpar ambos ovarios debido a un tumor. Por aquel entonces, los médicos decidieron congelar parte del tejido ovárico sano. En 2011, la mujer recurrió a sus médicos para que le ayudaran en su intención de convertirse en mamá. Los médicos le reimplantaron el tejido de los ovarios y al cabo de tan sólo cuatro meses, comenzaron a surgir signos de actividad ovárica. 

El servicio de Ginecología del Hospital de San Joan de Déu en Esplugues de Llobregat en España, realizaron un proceso de estimulación ovárica y, mediante la técnica de la fecundación in vitro, obtuvieron un embrión, que se implantó en la cavidad uterina, logrando así el esperado embarazo. 

La gestación se desarrolló con normalidad y, en julio de 2012, nació Lucas, un precioso y sano bebé que pesó 3,5 kilos y se convirtió en el primer niño en España y el segundo en el mundo que nació de una mujer sin ovarios gracias a un autotrasplante de tejido ovárico.

Los médicos atendieron a la feliz mamá, han demostrado que la congelación del tejido ovárico permite preservar la capacidad reproductiva de las enfermas de cáncer. Una vez extirpado el tumor en los ovarios y extraído el tejido ovárico u ovocitos sanos para ser congelados, las mujeres ya pueden recibir las sesiones de quimioterapia o radioterapia para curarse de su enfermedad, y posteriormente poder ser reimplantadas con tejido sano si desean tener un bebé. El caso de Mercedes, no sólo es un gran avance médico, sino una puerta de esperanza para muchas mujeres que padecen cáncer de ovarios y que desean ser madres

. Editora de GuiaInfantil.com