Abuelos primerizos. Consejos para abuelos novatos

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Se habla mucho de los padres primerizos, pero ¿qué hay de los abuelos primerizos? Muchos abuelos y abuelas viven la llegada del primer nieto con una gran ilusión, hace tiempo que sus hijos 'volaron ya del nido' y un bebé supone un acontecimiento que les llena de alegría y emociones renovadas.

Incluso a aquellos que reniegan en un principio porque les cuesta pensar en ellos como abuelos, sucumben al ver la carita de su nieto y no pueden resistirse al encanto que emana un bebé. Sin embargo, los abuelos, también han de aprender a ser abuelos.

Consejos para abuelos primerizos

Abuelos primerizos

Igual que los padres novatos cometemos errores, también lo hacen los abuelos, siempre con la mejor de las intenciones, por supuesto, pero a veces pueden llegar a interferir demasiado en la educación del niño, al menos es la queja que la mayor parte de madres de mi entorno hace respecto a los abuelos de sus hijos.

En cualquier caso, opino que es mucho mejor un abuelo que interfiere que otro que está ausente de la vida del niño. Los abuelos cariñosos y dedicados, pueden aportar tantas cosas buenas a los nietos, que años y años después de que ya no estén con nosotros, todavía les recordamos y añoramos

¿Cómo ser un buen abuelo cuando se es primerizo? Quizás estos pequeños consejos puedan ayudarte a ser el mejor abuelo para tu nieto o nieta:

- No interfieras demasiado ni intentes imponer tu opinión a costa de todo, la última decisión respecto a los niños la tienen los padres.

- Intenta respetar los horarios o la forma de actuar de los padres respecto al bebé si estás cuidándolo. Por ejemplo, si te piden que duerma una siesta después de comer, no lo duermas antes porque creas que es mejor. Es preferible adaptarse en la medida de lo posible a los intereses de los padres.

- No hagas visitas constantes y largas porque los padres también necesitan tener su espacio con los niños, de la misma manera es un error no ir nunca a ver a los nietos 'por no molestar'. En el punto medio está la virtud.

- Puedes transmitir a tus nietos tus valores familiares y mantener el vínculo entre generaciones contándoles las historias de la familia.

- Los padres, muchas veces por falta de tiempo, no pueden transmitirles experiencias y conocimientos valiosos. Eres una gran fuente de conocimiento y sabiduría para tus nietos.

- Puedes aportarle algo que les falta a muchos padres: paciencia y la templanza. La tranquilidad que aporta el paso de los años y la manera más sosegada de tomarte las cosas es un gran beneficio para el niño.

- Los niños son muy receptivos al cariño, les encantará tener un abuelo cariñoso, cercano, amable con quien jugar o simplemente estar.

- No creas que lo sabes todo, tus nietos tienen mucho que enseñarte.