Felicidades abuelos, hoy es vuestro día

El día 26 de julio se celebra la onomástica de San Joaquín y Santa Ana, que fueron los padres de la Virgen María. Es el día elegido para festejar el Día de las Personas de Edad, el Día de los Abuelos para entendernos. Una fecha muy especial para ellos y también para todos los padres que tantas y tantas veces hemos salido airosos de una situación comprometida con los niños y el trabajo gracias a ellos y nos hna ayudado a compaginar vida laboral y familiar.

Los abuelos ayudan a conciliar vida laboral y familiar

Día de los Abuelos

Y es que los abuelos se han convertido en piezas clave para poder conciliar vida laboral y familiar en la sociedad actual en la que vivimos, con amplias jornadas laborales y largos desplazamientos al trabajo. Este homenaje es para esos abuelos cariñosos y entregados, como mis padres, que disfrutan de cuidar a sus nietos echando una mano cuando se necesita, o que simplemente disfrutan cuando los tienen cerca. También en este día nos acordamos de los que ya no están con nosotros y de lo que les echamos de menos cuando recordamos cómo disfrutábamos con ellos.

Sin embargo, esta cercanía y proximidad que se desarrolla con el cuidado de los nietos, por un lado les ha dado alas para vivir o revivir su paternidad de otra manera, desde una perspectiva distinta a cuando eran padres. De este modo, en algunas familias han surgido disputas sobre su papel en la educación de los nietos, si les consienten demasiado o si hacen todo lo contrario a lo que dictan las normas de los propios padres con los niños. 

En relación a este punto, el  detalle que me viene a la mente en este momento es la teoría de que los abuelos están para ‘malcriar’ a los nietos, permitiéndoles que hagan todo lo que los padres no les consienten, sobre todo, en cuanto a hábitos alimenticios se refiere. Sin embargo, según el primer estudio sobre la 'Influencia de los abuelos en la alimentación de los niños' que ha presentado la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (Fesnad) junto a la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dos de cada tres abuelos promueven una dieta rica en verduras, frutas y legumbres, del estilo que ellos mismos consumen, entre sus nietos. Los abuelos exportan sus buenos hábitos de alimentación a los nietos así como a toda la familia. Así consumen unas tres piezas de fruta al día, comer pescado unas tres veces y verduras unas cuatro veces a la semana. Además, en su dieta casi no constan alimentos con grasas saturadas.

Y es que en el equilbrio reside el buen clima familiar. Hoy en día, los abuelos sustituyen a los padres en muchas de las tareas que no pueden desempeñar por falta de tiempo como recoger a los niños del colegio, darles de merendar, ayudarles con los deberes... Conciliar vida laboral y familiar resulta, a veces, tan complicado que es imposible llegar a todo y los abuelos son una excelente ayuda cuando son ellos mismos quienes lo hacen voluntariamente, sin sentirse presionados por los hijos. 

Sin embargo, esa actitud de servicio y generosidad hacia los demás en el ocaso de su vida, se ha convertido en algunas familias en esclavitud, de tal manera, que muchos abuelos se han visto incapaces de hacer su vida debido a que tienen que cuidar de sus nietos cada día, debido a la presión que ejercen sus propios sobre ellos. Encontrar el equilibrio entre todos los miembros de la familia es lo más beneficioso para todos.

Marisol Nuevo. Guiainfantil.com