Los niños que crecen con sus abuelos son más felices

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Crecer junto a los abuelos aporta a los niños felicidad y seguridad a los niños. Puede parecer una reflexión muy obvia, sin embargo, ha hecho falta que un grupo de especialistas de la Universidad de Oxford y el Instituto de Educación de Londres lo corroboren con un estudio para darle credibilidad a esta creencia.

Los abuelos que crían a sus nietos les aportan estabilidad emocional

Nietos que crecen con sus abuelos son más felices

Varios estudios avalan la idea de que para los niños es muy bueno y beneficioso crecer con sus abuelos. Por un lado, especialistas en Reino Unido realizaron una investigación basado en el estudio y análisis de más de 1600 niños entre 11 y 16 años. En él se trataba de medir la felicidad de los niños, tanto de los que vivían junto con sus abuelos como los que se criaban sin ellos. 

El estudio concluyó que "las relaciones cercanas entre abuelos y nietos sirven de amortiguación a los efectos de los eventos adversos de la vida, como a separación de los padres, porque estas relaciones calman a los niños y les dan seguridad". Asimismo, aseguraba que los abuelos pueden generar estabilidad emocional en los niños y juegan un papel decisivo en los momentos de adversidad familiar ya que ayudan en estos momentos de estrés en la familia. 

Este no es el único estudio, otro realizado por el Institute for Fiscal Studies y la Nuffield Foundation, corrobora que los abuelos que crían a sus nietos durante sus primeros años de vida les aportan seguridad emocional. 

El auge de los abuelos canguro

En los últimos años ha aumentado el número de niños criados por sus abuelos, en detrimento de los niños que van a la escuela infantil desde sus primeras etapas. Este aumento ha sido aun más notable en las familias de clase media. Las razones suelen ser dos: 

- económicas: la crisis económica o unas rentas bajas hacen que muchos padres dependan de sus padres para que cuiden a sus hijos mientras ellos trabajan.

- personales: prefieren que a sus hijos les cuide un familiar directo y crezca rodeado de mayor atención y un cariño cercano, con personas en las que confíen plenamente.