El sueldo de una mamá que trabaja en casa

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Cocinar, limpiar, fregar, planchar, hacer la colada, ir a la compra, bañar a los niños, recoger la ropa, pasar el aspirador, repasar los deberes con los niños, llevarles al parque... ¿Cuánto dinero crees que deberían pagar a una madre por trabajar en casa? La respuesta ya tiene una cifra: 73.960 dólares al año (69.824 euros). Es decir, que las mamás que trabajan en casa, deberían ganar unos 6.100 dólares mensuales (5700 euros al mes).

¿Que no te lo crees? Pues está totalmente documentado. El artífice de este cálculo no es un ministro, ni un banquero: es un padre concienciado con el trabajo que hace su mujer en casa todos los días. 

El trabajo de la madre (o del padre) que se queda en casa

Familia con hijo

No importa si es la madre o el padre. La idea consiste en calcular cuánto cuesta el trabajo diario en casa y con los niños. Si tuviera que pagarse todo lo que una madre ama de casa hace en casa (o padre, si es el que se encarga de la casa), la cifra dejaría con la boca abierta a más de uno. 

Pues esto es lo que hizo Steven, un papá muy orgulloso de su mujer, Gloria, que decidió dejar su trabajo y encargarse de todas las tareas del hogar antes de pagar a una niñera a tiempo completo. Steven cuantificó el resultado y lo desglosó según la tarea. Abrió un blog: 'We are Glory ('Somos Gloria') y publicó su análisis. Por ejemplo, sumó todas estas tareas: 

- Servicio de limpieza: de 50 a 100 dólares por servicio (mínimo, una vez a la semana).

- Servicio de lavandería: 25 dólares a la semana.

- Personal Shopper (compras de alimentos, ropa, recados varios...): 65 dólares por hora.

- Chef (Cocina): 240 dólares a la semana.

- Tareas de asistencia (ayuda con los deberes, curar las heridas de los niños... ): 75 dólares por hora.

Las mamás multitarea 

Lo cierto es que somos muchas las que nos identificamos con Gloria, la protagonista de esta historia. Trabajen o no en casa, trabajen fuera y dentro de casa... las madres demuestran cada día una energía inagotable. Porque en realidad, no existe una sóla madre. 

Está la mamá ahorradora, la mamá psicóloga, la mamá enfermera, la mamá animadora, la mamá cocinera, la mamá chofer, analista, limpiadora... Ser mamá es más que una profesión, una profesión multitarea. Y aunque las cosas afortunadamente han cambiado (y los padres ahora ayudan muchísimo más que antes en las tareas del hogar), no nos engañemos, una madre sigue siendo una madre.