Madre de 12 hijos abandona a su marido tras ser traicionada

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Cheryl Prudham es una mamá británica cuya historia ha dado la vuelta al mundo, y es que cualquier cosa que esta mujer haya vivido en los últimos años escapa a la normalidad. A sus 32 años ya tiene 12 hijos y acaba de separarse de su marido, Robert, después de descubrir sus infidelidades a través de su cuenta de Facebook.

Las redes sociales revelan infidelidades

Madres de familias muy numerosas

Cheryl conoció a Robert cuando ya tenía seis hijos, durante el tiempo que han estado juntos han tenido otros seis, pero todo ello en un entorno que hacía aguas, ya que Robert era constantemente infiel a su esposa. Cheryl fue conocedora de la situación desde antes de casarse y, sin embargo, siguió adelante.

En algunas ocasiones, Robert confesaba su infidelidad y, en otras, su esposa se enteraba al ver su cuenta en Facebook donde hablaba sin tapujos con otras mujeres a las que llamaba novias o incluso las proponía tener relaciones sexuales. Esta británica ha confesado que prefiere ser una madre soltera a seguir soportando las infidelidades y traiciones de su marido.

El caso de Cheryl ha levantado el escándalo en el Reino Unido, no sólo por la rocambolesca historia - tanto es así que la llaman 'Baby machine'-, sino también porque se ha revelado que el Estado le da 38.000 libras anuales en concepto de alimentación y hogar para ella y sus hijos. 

Este caso me lleva a pensar: ¿cómo podrá atender Cheryl a 12 hijos ella sola y que todos ellos gocen de un bienestar? y ¿como es posible que tuviera 6 hijos más siendo conocedora de la traición de su marido? Y es que, la familia de Cheryl no lo tiene fácil, no sólo es una familia que se ha roto, es una familia numerosa que se ha roto, algo que convierte a la situación en algo más complicada.  

Por otro lado, cada vez son más parejas las que se separan al descubrir una infidelidad a través de las redes sociales. En Italia, WhatsApp es el 'responsable' del 40% de los divorcios. Y en Estados Unidos, Facebook es la principal fuente de pruebas del 20% de los divorcios que ocurren en el país. Tanto es así que un estudio de la Academia Americana de Abogados Matrimoniales ha revelado que cuatro de cada cinco abogados asegura que en los últimos cinco años, se ha incrementado el número de divorcios aportando pruebas publicadas en las redes sociales.

Estos datos no vienen a explicar que la tasa de divorcio ha subido, simplemente que las redes sociales son la prueba de la infidelidad en muchos de los casos, casos como el de Cheryl Prudham.