La lección de una niña de 6 años a su madre

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

'Si yo puedo ser buena, creo que todos podemos ser buenos'. Es la frase de Tiana, una pequeña filósofa de 6 años, que un día sorprendió a su madre con este discurso, claro, directo y bien organizado. 

Tiana había visto discutir a sus padres (su mamá es madre soltera) y le quería pedir algo: 'Quiero que tú, mamá y papá, todos seamos amigos'. 

Una lección de amor de una niña de 6 años

NIña da consejos

Muchos dirán que el discurso es demasiado maduro para una niña de 6 años. Tal vez muchos piensen que el vídeo esté trucado, que alguien hizo que se aprendiera estas palabras. Desde luego, que si esto es cierto, estamos ante la mejor actriz de 6 años en mucho tiempo. Cada una de las palabras que Tiana dice en este vídeo, parecen salir de su corazón. 

En esta grabación, la pequeña habla con su madre, y le dice cosa como estas: 

- 'Mamá, ¿estás lista para ser su amiga (refiriéndose a su padre, del que está separada). No hay que forzar las cosas para que sean amigos. Quiero que todo esté tranquilo, ¿ok?. Inténtalo. No quiero que tú y papá seáis malos otra vez. Quiero que tú y papá os calméis y seáis amigos'. 

- 'Trata de no estar por encima de él. Si quieren ser amigos, deben estar al mismo nivel. No quiero que tú y papá volváis a estar enojados. Quiero que tú y papá estén tranquilos y sean amigos'. 

- 'Quiero que todos sonriamos, no que estemos como locos. Siempre que veo a alguien, quiero que sonría'.

- 'Esto es por papá y por ti, mamá: quiero que os podéis tranquilizaros, calmar vuestros nervios los dos, ¿ok?'

- 'No quiero ser desagradable, intento no ser brusca. Intento tener los pies en la tierra, no venirme abajo, sino mantenernos en el medio, donde está mi corazón. Mi corazón importa. El corazón de todos importa. Y si vivimos en un mundo en donde todo el mundo es desagradable... ¡Todos van a ser monstruos en el futuro! Necesitamos que todo el mundo sea persona, ¡Todos! Incluida yo y mi madre'.

-  'Creo que todos debemos calmarnos. Nada más. Quiero que todos seamos tan buenos como podamos. Nada más'.  

El vídeo termina con una madre conmovida, un beso y esas dos palabras que deberíamos decir más a menudo y olvidamos con demasiada frecuencia: 'te quiero'

Vídeo de la lección sobre la vida de una pequeña de 6 años