Lo que un bebé puede enseñar a su papá

¿Acaso no basta con la frenética rutina diaria? Los padres tenemos que correr todo el día para poder seguir el ritmo de un bebé: correr tras de él cuando comienza a andar, cambiar pañales, poner lavadoras, limpiar mocos, llevarle a la guardería, ir al parque, bañarle, preparar sus purés... Uff, es cansado sólo de pensarlo. Pues parece ser que no basta con esto, sino que además ahora los bebés nos ponen a hacer gimnasia con ellos. Al menos, es lo que hace un papá estadounidense, cuyo divertido vídeo imitando los mismos ejercicios que realiza su bebé ha sido un éxito en las redes sociales.

Jugar y hacer gimnasia con el bebé

Un papá hace gimnasia con su bebé

Sólo es una broma, pero cierto es que los padres somos capaces de hacer más tareas juntas de las que nunca hubiéramos pensado... ¡todo por nuestros hijos! Y, quitando las tareas más rutinarias y engorrosas, algunas de ellas son realmente reconfortantes y divertidas, sobre todo aquellas en las que nos volvemos un poco niños.

Eso es lo que hizo Michael Stansbury con su hija de 6 meses, de nombre Lilly Ann. Este papá publicó en Youtube un vídeo en el que podemos ver cómo se tumba al lado de su bebé e imita cada uno de los movimientos de la niña, como si estuviesen haciendo una tabla de gimnasia.

El vídeo lleva ya más de 1 millón y medio de reproducciones en muy poco tiempo. Y es que, aunque los vídeos con tablas de ejercicios son muy populares en Internet, el éxito de éste no es precisamente los ejercicios, sino ver cómo un papá se divierte, juega, hace bromas y entretiene a su pequeña. Además, con este sencillo juego en el que parece que es la pequeña bebé quien dirige la clase de gimnasia, también está incitando a su bebé a controlar su cabecita, a ejercitar y fortalecer los músculos del cuello y a ganar equilibrio.

La difícil tarea de educar a nuestros hijos nos lleva muchas veces a tener que regañarles, castigarles o ponernos muy serios con ellos. Pero no todo debería consistir en esto. Por eso, es importante también dedicar momentos de ocio y diversión, donde podamos hacer reír a nuestros hijos y pasar buenos ratos. Y es que, a veces olvidamos que también fuimos niños, por ello, nada mejor que nuestros hijos para enseñarnos a volver a jugar, a reír, a tirarnos al suelo y a desinhibirnos. No olvidemos que los niños, no por ser pequeños, no pueden darnos darnos grandes lecciones.

Vídeo de un papá haciendo gimnasia con su bebé

Alba Caraballo. Editora de GuiaInfantil.com