En Navidad, los niños son grandes consumidores

Muchos niños, por no decir todos, esperan con ansiedad las vacaciones navideñas para recibir los regalos. Algunos ultiman ya el listado de su carta de peticiones a Papá Noel o los Reyes Magos y su corazón se llena de ilusión con la esperanza de que llegue a su destino.

En la noche más mágica de todas, esos regalos llegarán hasta el salón de su casa, hasta los pies del árbol de Navidad y la mañana será una de las más felices del año. Sin embargo, desde la AEPap (Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria), los pediatras insisten en que los niños son grandes consumidores y los padres debemos poner en marcha una serie de recomendaciones para controlar este frenesí consumista.

Consejos para frenar el consumismo de los niños en Navidad 

Juguetes para Navidad

- Restringir el consumo de televisión es una de las más importantes, ya que la publicidad consigue despertar el interés de los más pequeños mostrando infinidad de juguetes a las horas de máxima audiencia infantil y los pequeños se ven animados a pedir todo lo que ven. Por este motivo, hay que ayudarles en la elección, ya que los juguetes que facilitan demasiado las cosas, limitan la capacidad inventiva, la creatividad y la educación de los niños. 

- También, se recomienda a los padres que estén atentos a los mensajes que reciben los niños por parte de los medios de comunicación, para ayudarles a analizar el contenido verdadero, a diferenciar la publicidad de la realidad, lo fundamental de lo superficial.

- Como alternativa, en cuanto al empleo del tiempo, proponen actividades para los días de vacaciones como salir al parque o al campo, visitar museos o exposiciones, cocinar, preparar adornos navideños caseros o visitar a los amigos. Resulta fundamental que los padres den ejemplo con su actitud y fomenten la lectura, los juegos compartidos y las charlas. 

- Es cierto que la crisis va a marcar austeridad en muchas familias esta Navidad, pero todos sabemos que aunque la cuesta de enero sea más empinada, todos nos esforzamos para que los niños no lo noten y reciban sus regalos en Navidad. No obstante, desde la AEP, los pediatras recomiendan que los niños no pidan más de dos o tres juguetes en su carta.

- Por último. los expertos lanza un mensaje muy importante a los padres que resalta la importancia de que los juguetes sean seguros para que, teniendo en cuenta el comportamiento habitual de los niños a cada edad, no puedan poner en riesgo ni su seguridad, ni su salud o la de otras personas.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com