Cómo contar cuentos de miedo a los niños

¿Un cuento de miedo o de amor? De miedo, de miedo, me dicen a coro los niños. Y es que, a partir de los siete años les fascina las historias de aventuras, misterio y miedo. A pesar de que las historias de miedo les asustan, los niños quieren que les narres cuentos de miedo para saber que pueden sobrevivir a la pesadilla.

Cuando Axiel, de nueve años, me preguntó con cara de pánico si el jinete negro, del cuento Jimmy Nowlan, podía venir a visitarle, lo que buscaba era una respuesta tranquilizadora, por lo que me inventé sobre la marcha que para que eso ocurriera tenía que cumplirse dos condiciones: una, estar en Irlanda, y otra, caminar solo de noche por un bosque. La cara de Axiel se relajó, y yo continué con el cuento. 

Claves para contar cuentos de miedo a niños menores de 6 años

Niños leen con miedo

A los niños menores de seis años les gusta y les asusta el miedo a lo desconocido (la noche, ruidos extraños…), y también los cuentos de brujas y monstruos que no sean terroríficos. Por ejemplo, los niños pequeños se divierten con mi cuento 'El señor Ramón y la señora Ramona', dos abuelitos que tienen miedo a unos ruidos que escuchan por la noche. Con esta historia los más pequeños comprenden que el miedo no debe paralizarlos y que una persona sin miedo está más abierta a aprender, relacionarse, compartir, descubrir y amar. - Elige cuentos de brujas, monstruos y temas que les asusten como los ruidos en la noche. Cuéntale los cuentos tradicionales como Hensel y Gretel, que escapan de la bruja.

- Pon voces a la bruja y a los monstruos del cuento, pero sin dramatizar demasiado  para no asustarlos.  

- El humor vence al miedo, así que descarga sus temores incorporando bromas dentro del cuento.

- Estate pendiente de las preguntas y temores que tiene el niño al escuchar el cuento. Resuelve sus dudas y ajusta el cuento según vayas viendo sus reacciones. Tienen que estar en tensión, pero no asustados. 

- Narra los momentos de más miedo del cuento con tono pausado, despacio, y sin alterar tu voz. 

Claves para contar cuentos de miedo a niños de 7 a 11 años

- A esta edad son muy impresionables, por lo que narres el cuento de miedo que narres hay que envolver el terror entre risotadas. 

- Incorpora toques inesperados e insólitos en el cuento de miedo, como que el criado cojo tiene un moco colgando.  Conseguirás hacerle reír, que se liberare de tensiones y se relaje, lo que le ayudará a afrontar el miedo

- Juega con la voz para ambientar el cuento: Imita los chirridos de una puerta vieja, los cascos del caballo, pon voz de bruja, y hablaba bajito con tono grave cada vez que pongas la voz de algún personaje maléfico.

- Haz pausas de tres segundos para acrecentar el misterio. 

- Ambienta la habitación bajando la intensidad de la luz o encendiendo una vela. 

- Al igual que con los niños más pequeños, el humor siempre vence al miedo, así que descarga su pavor de vez en cuando incorporando bromas dentro de la narración.

- Utiliza elementos que puedan ambientar el cuento como por ejemplo una calabaza, un pequeño baúl lleno de libros, un mapa del mundo, o una carta con los bordes quemados simulando las cartas antiguas. 

 Beatriz Montero

Beatriz Montero

Escritora y cuentacuentos

Blog beatrizmontero.com