Cómo lograr que tu hijo sea deportista

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

¿Practicas algún deporte con tus hijos? ¿Cómo despertar la pasión de los niños por el deporte? Durante una charla que he tenido con mi marido, me di cuenta de que algunas veces somos demasiado exigentes con nuestra hija, en lo que se refiere al deporte. Es más, ¿cómo podemos exigirle que sea una activa deportista si nosotros jamás hemos practicado un deporte con ella?

Cómo iniciar el niño al deporte

Como conseguir que tu hijo haga deporte

Eso de exigir a los hijos lo que no les enseñamos es muy normal en muchas familias. Muchas veces, solo nos damos cuenta de nuestra conducta equivocada cuando notamos cierta frustración en nuestros hijos. A ellos les gusta saber qué esperamos de ellos y no quieren defraudarnos. Conozco a padres que se empeñan a que su hijo sea jugador de fútbol, de baloncesto o de voleibol, sin que ellos jamás tengan jugado a la pelota con él. El deporte es algo que se enseña a los niños con la práctica y con el ejemplo, cuando son pequeños, o hay que esperar que ellos crezcan y se dejen llevar al deporte por los amigos. Otra cosa es que el carácter del niño no de lugar al deporte y en ese caso más nos vale respetar y aceptar.

Estoy convencida de que la práctica habitual de deportes en una familia es una parte muy importante en la educación de los niños, aparte de ser muy sano. Siempre he considerado que la iniciación de los niños en el deporte depende en gran parte de lo que practicas con ellos. Si los padres son personas activas y deportistas, seguramente los hijos también lo serán.

Las ventajas del deporte para los niños

El deporte en la infancia ofrece muchos beneficios a la vida en familia y a los niños. El deporte:

  • Une a la familia
  • Fomenta el trabajo en equipo
  • Despierta la competición y los desafíos
  • Atrae a los amigos
  • Perpetúa el encuentro familiar
  • Estimula la coordinación motora
  • Previne la obesidad
  • Mejora el estado de salud en todos los aspectos

Con todo eso, no quiero decir que el deporte sea una obligación en una familia. Existen otras aficiones tan o más importantes como el deporte, como son la lectura, el baile, los viajes, la música...