La cesárea supera la mitad de los partos en Brasil

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Aunque la cantidad de partos por cesárea no debería, según la Organización Mundial de la Salud - OMS, superar el 15 por ciento de los partos, se sigue aumentando la práctica de este método en muchos países. Uno de ellos, Brasil, se ha convertido en el país con más cesáreas del mundo. 52 por ciento de los partos que allí realizan son por cesárea. ¿Por qué?

Por qué se hacen tantas cesáreas

El parto por cesárea

¿Por qué en muchos países el parto por cesárea ya es una costumbre y una elección? En España, la madre es consultada sobre qué tipo de parto va a querer. En teoría, el parto por cesárea es un método que debe ser justificado apenas por los médicos, en el caso, por ejemplo, de que no haya dilatación o el canal de salida sea más pequeño que el bebé, cuando el bebé va a salir en mala posición, es decir, de nalgas o envuelto en el cordón umbilical, o incluso cuando se detecta un sufrimiento fetal agudo...

No se puede ignorar que un parto por cesárea es una operación con riesgos, que puede producir lesiones, tanto en la madre como en el bebé. Muy pocas mujeres saben que la cesárea aumenta el riesgo de un nacimiento prematuro debido a que puede haber un error de hasta una semana en el cálculo del estado de gestación, en las cesáreas programadas. Un parto prematuro puede causar dificultades respiratorias y problemas en la lactancia materna. La cesárea es un método para salvar vidas y no una opción a elegir.

Por qué hay más cesáreas en Brasil

En Brasil, el parto por cesárea ha dejado de ser una técnica para salvar vidas y se ha convertido en una norma frecuente y usual entre las mujeres brasileñas. En las clínicas privadas, más de 80 por ciento de los bebés nacen por cesárea y en algunos casos el índice alcanza el 90 por ciento.

Varios factores contribuyen para que en Brasil haya demasiados partos por cesárea. El que más, la falta de información. Las mujeres no son informadas sobre las ventajas y desventajas de este método. Aparte de eso, hay que considerar la mala gestión del sistema de salud que da lugar a que, por motivos financieros, se practiquen mucho más partos por cesárea que por vía natural. Claro, una cesárea, tanto en el sistema público como privado, cuesta mucho más, más equipo y profesionales.

Además, la infraestructura humana en los hospitales se fue cambiando. El trabajo de las parteras y enfermeras especializadas cada vez está más desvalorizado en los hospitales. Faltan doulas, anestesistas, camas, etc. Es más fácil y cómodo para ellos, un parto programado, especialmente en las clínicas privadas donde tener un espacio físico sólo para partos naturales no genera dinero. En el caso de las cesáreas, es necesario emplear más equipos y por lo tanto económicamente rinde mucho más.

La falta de información que tienen las mujeres sobre la cesárea hace por ejemplo que ellas consideren este método como más recomendable y más deseable. Hay creencias equivocadas de que el parto normal puede provocar que la vagina quede muy grande, y que por lo tanto pueda causar problemas futuros en las relaciones sexuales con su pareja. Y me pregunto, ¿cómo una mujer puede dar más importancia a eso que al bienestar de su bebé?