La influencia de la luna en el parto

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Los científicos insisten una y otra vez en que la luna no influye en el nacimiento de un bebé. Y las mujeres seguimos pensando que sí, que hay cosas que no necesitan probarse. Así que, aunque la ciencia diga una cosa, la creencia popular sigue apoyando la idea de que la luna sí influye a la hora de desencadenar un parto. Muchas matronas, de hecho, se suman a esa creencia popular y la defienden con datos que han ido apuntando a partir de su propia experiencia. 

Cómo influye la luna en el parto

embarazada con luna llena de fondo

Dicen que las uñas y el pelo deben cortarse en luna creciente, y que nunca debes operarte en luna menguante. Dicen que si estás a punto de dar a luz y se acerca la luna llena, ese día nacerá tu hijo. Dicen y dicen, y los científicos desdicen, pero al final, los números vencen.¿Por qué se producen más roturas de bolsas con aguas teñidas en luna menguante? ¿Por qué se producen más partos espontáneos con luna nueva? ¿Y por qué se dan más casos de partos inducidos lentos, amenaza de parto prematuro y cesáreas en fase de luna creciente y luna llena?

Esa misteriosa, ensoñadora y magnética luna que tanto nos atrae, tal vez tenga las respuestas. La luna ejerce un poder de atracción sobre la Tierra. Es la culpable de que existan las mareas. Rige los periodos de menstruación de la mujer. ¿Por qué no iba a tener algo que decir en el nacimiento? Si la luna mueve las aguas del mar, ¿no podrá hacer lo mismo con el líquido amniótico

Los científicos afirman que la luna no tienen ningún poder sobre el líquido amniótico del bebé. Sin embargo, el bebé descansa dentro de su madre como si le rodeara el manto invisible de la luna. Sin gravedad, rodeado de oscuridad. Protegido. Como si estuviera flotando en medio del universo, lejos de la Tierra. 

Los datos de cientos de matronas sobre nacimientos que asisten a diario, revelan lo siguiente:

- Que durante fase de luna nueva, asisten más partos rápidos y sencillos. El expulsivo es corto y todo fluye con naturalidad. Apenas tienen que intervenir en el parto. 

- Que durante la fase de luna creciente, asisten partos casi perfectos. Cumplen con todas las fases del parto. A la madre le da tiempo a vivir cada momento del parto. 

- Que durante la fase de luna llena se producen más partos inesperados, algunos prematuros. El cuello del útero de la mujer no está aún preparado y los partos tienden a ser más lentos y complicados. 

- Que durante la fase de luna menguante, se producen menos partos y son muy lentos. Los bebés tardan más en nacer, la placenta tarda en salir. Muchos, terminan en cesárea. El parto es aún más complicado en el último día de luna menguante, un día antes de la luna nueva. 

Así pues, por un lado los datos científicos. Por otro, los datos de matronas. Que cada mujer saque sus conclusiones.