Cómo proteger a los niños de las tormentas eléctricas

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

El sonido sobrecogedor de un trueno. El resplandor de de un relámpago iluminando toda una habitación. Ese rayo que cae y se divide en el cielo como si fuera la raíz profunda de un árbol. Las tormentas eléctricas son fascinantes para algunos niños y terroríficas para muchos otros. De hecho, lo más normal es que los más pequeños les tengan algo de miedo. Y en parte, tienen razón. Sí, puede que se trate de un espectáculo hermoso, pero no está exento de riesgos.

Por qué son  peligrosas las tormentas eléctricas para los niños

nino-tormenta

Se calcula que cada día se producen cerca de 44.000 tormentas que generan ocho millones de rayos en todo el mundo. Y los rayos, aunque nos parezcan hermosos, son una auténtica amenaza.

Si es cierto que a muchos niños les da miedo, a otros les llama la atención y contemplan la tormenta eléctrica como si fuera un maravillosos espectáculo. Sin embargo, en determinados lugares, los rayos pueden convertirse en un riesgo potencial. Lejos de la ciudad, no existen pararrayos, y has de saber que los árboles y el mar son uno de los focos que más les atraen. Además, los rayos pueden alcanzar hasta un radio de 20 kilómetros del lugar donde se está produciendo la tormenta. Puede que contemples desde la orilla de la playa el espectáculo, pensando que está muy lejos de alcanzarte, y estar terriblemente equivocado.

Consejos para disfrutar de la tormenta sin riesgos para los niños

Las posibilidades de que te alcance un rayo son mucho mayores en zonas rurales y abiertas que en grandes ciudades. Pero en todos los casos, debes cumplir una serie de normas de precaución para proteger a tus hijos. Aquí tienes algunos consejos:

- Si quieres escalar con tus hijos una montaña, hazlo a primera hora de la mañana. La mayoría de las tormentas se desencadenan a partir de las 16h. No subas a la cima de la montaña en plena tormenta.

- Si notas cosquilleo en la piel o se eriza el pelo, es que la tormenta está cerca y el aire está cargado de electricidad. Si estás en una montaña, intenta bajar, pero no corras. Al correr, provocas una turbulencia en el aire que puede atraer al rayo.

- Nunca te resguardes de la tormenta debajo de los árboles más altos. Sí puedes hacerlo bajo un grupo de varios árboles pequeños.

- No refugiarse en casas aisladas en medio del campo o en tiendas de campaña..

- La forma más segura de protegerse en en cuclillas

- No dejes que tus hijo se asomen a la ventana.

- Alejarse de la chimenea y no hacer fuego durante la tormenta.

- Posponer el baño de los niños si la tormenta ha comenzado.

- No utilicéis aparatos eléctricos en la casa mientras dure la tormenta y mucho menos si estás en espacios abiertos al aire libre. Si estás en el campo o la playa, desconecta el teléfono móvil y deshazte de todo material metálico que lleves encima.

- No os quedéis en la playa ante la llegada de una tormenta.