Día Internacional del Síndrome de Asperger

El 18 de febrero se celebra el Día Internacional del Síndrome de Asperger. Los niños con síndrome de Asperger tienen un aspecto y una inteligencia normal o incluso superior a la media, presentan un estilo cognitivo particular y habilidades especiales en áreas restringidas. Sin embargo, carecen de habilidades sociales, y aunque les gustaría hacer amigos, carecen de intuición y de empatía. Entre todos podemos ayudarles a integrarse.

Más empatía para los niños con Asperger

Dia Internacional del Asperger

Desde que vi la película Rain Man, protagonizada por Tom Cruise y Dustin Hoffman, quien encarna a un hombre autista con unas habilidades muy desarrolladas para las matemáticas, comprendí mucho mejor la realidad de los niños con Síndrome de Asperger. Y es que autismo y Asperger son dos trastornos parecidos, pero con grandes diferencias. 

Lo curioso e interesante a la vez, es que los niños con Asperger presentan una alteración en el procesamiento de  la información y tienen áreas de especial interés, que les hacen interesarse por áreas intelectuales específicas como las matemáticas o los temas científicos. Muestran un interés exagerado por algunos temas. No obstante, estos intereses pueden cambiar con el tiempo o persistir constituyendo la base para una profesión.

Los niños diagnosticados con el síndrome Asperger constituyen un reto especial en el colegio ya que carecen de habilidades sociales para integrarse en un grupo. Generalmente, están considerados como excéntricos y peculiares por sus compañeros de clase, a lo que se añade cierta torpeza y un interés obsesivo por temas extraños. La mayor parte de los niños con Asperger tienen una inteligencia media o media-alta y una capacidad de memoria mecánica muy elevada. Por eso, cuando se concentran exclusivamente en una de sus áreas preferidas de interés pueden lograr grandes éxitos.

A pesar de su buena capacidad inteletual, a los niños con síndrome de Aspeger no les gusta ir al colegio porque no entienden bien las relaciones humanas y son emocionalmente vulnerables. Su falta de capacidad para aceptar los cambios hace que estos niños se estresen con facilidad. Sin embargo, a diferencia de los niños con autismo, los niños con Síndrome de Asperger tienen deseos de tener amigos y se sienten frustrados y desilusionados por sus dificultades sociales: carecen de empatía para comprender las necesidades de los demás de un modo afectivo y responder de manera apropiada.

Por otra parte, utilizan un lenguaje pedante o demasiado formal, son muy concretos y literales, no comprenden los chistes o se ríen a destiempo. Algunos son hiperverbales, hablan en exceso con tono extraño y volumen elevado de la voz, lo cual interfiere en sus interacciones sociales y hace que las personas se aparten de ellos. 

Por este motivo, es muy importante progeter al niño en el colegio frente a burlas e intimidaciones, educando a sus compañeros sobre las características de los niños con síndrome de Asperger para que le entiendan mucho mejor. También es importante evitar que se aislen, ya que la mayoría de los niños con Asperger quieren tener amigos, enseñándoles cómo reaccionar frente a distintas situaciones sociales, proporcionándoles un repertorio de respuestas para usar en las distintas situaciones, ya que los niños con síndrome de Asperger no poseen intuición o instinto social y deben aprender habilidades sociales de un modo intelectual.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com