Día Mundial de la Salud 2016: la diabetes

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Cada 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud, en 1948. Cada año, la agencia sanitaria más importante escoge un tema para llamar la atención sobre él. 

En 2016, la OMS ha escogido como tema: la diabetes. Y es que según sus datos, se estima que en 2008 unos 347 millones de personas en el mundo tenían esta enfermedad, en 2012 fue la causa de 1,5 millones de muertes y cree que en el año 2030 será la séptima causa de defunción en el mundo. 

Prevenir y tratar la diabetes en niños en el Día Mundial de la Salud

Diabetes: día mundial de la salud

La diabetes no sólo es una enfermedad de adultos, los niños también la padecen, tanto es así que es la segunda enfermedad crónica más común en la infancia. Con el aumento del índice de obesidad infantil, los casos de diabetes infantil han aumentado de forma extraordinaria en los últimos años. Es más, los estudios nos dicen que la diabetes, a pesar de ser una enfermedad mundial, tiene más prevalencia en países con ingresos bajos y medianos.

Es una enfermedad crónica y se produce cuando el páncreas no produce suficiente insulina, una hormona que regula el azúcar en la sangre y nos aporta la energía necesaria para el correcto funcionamiento del organismo. Sobre esta enfermedad, la Organización Mundial de la Salud nos informa que:

- Está aumentando de forma alarmante en países de ingresos bajos y medios.

- Muchos casos de diabetes se pueden prevenir adoptando medidas saludables como mantener llevar una buena alimentación y realizar actividad física.

- La diabetes tiene tratamiento y se ha de educar a la población para poder controlarla.

Con esta campaña la OMS pretende concienciar sobre la importancia de crear acciones para hacer frente a la diabetes, para poder diagnosticarla y atender correctamente a quienes la padecen.

Todos estos esfuerzos son básicos para poder alcanzar la meta del Objetivo de Desarrollo Sostenible 3 para 2030, que consiste en reducir la mortalidad prematura por enfermedades, como la diabetes, que no son transmisibles.