Nace el bebé más grande del mundo de una mamá con diabetes gestacional

El nacimiento de un bebé en Alemania ha llenado las portadas de los periódicos de todo el mundo, y no es para menos, porque esta niña, de nombre Jasleen, es un caso único hasta el momento.

La recién nacida está considerada como el bebé más grande del mundo, ya que ha pesado 6,11 kilos y ha medido 57,5 centímetros. El parto que tuvo lugar en el Hospital Universitario de Leipzig se produjo de forma natural.

El bebé más grande del mundo nace en Alemania

Bebé más grande del mundo nace en Alemania

Habíamos visto otros bebés grandes en Irán, Rusia, Brasil o China, pero la pequeña Jasleen les ha superado a todos. Una de las cosas más sorprendentes de este acontecimiento es que el parto se produjo de forma natural, un hecho insólito que nos hace poner un gesto de dolor, sobre todo a las que hemos tenido partos naturales.

¿Cómo es posible que nazca un bebé tan grande? Es la pregunta que muchos nos hemos hecho, quizás la respuesta esté en la diabetes gestacional que sufría la madre y que no había sido diagnosticada durante el embarazo. 'Mi estómago era mucho más grande esta vez, pero no tenía idea de que había algo tan gigante en mi interior', declaraba su madre según recoge el periódico británico Daily Mail. Se trata de su tercer hijo, ya tiene otros de 11 y dos años, respectivamente. Según declara la madre, pesaron una tercera parte de lo que hoy pesa Jasleen.

El bebé más grande del mundo nace de una madre con diabetes gestacional

La diabetes gestacional suele aparecer o se diagnostica por primera vez alrededor de la semana 28 de embarazo y afecta aproximadamente a un 4 por ciento de las mujeres embarazadas.

Es importante seguir todos los controles médicos durante el embarazo para que pueda diagnosticarse ésta u otras enfermedades que podrían complicar el embarazo y el desarrollo del bebé. Si la diabetes no se controla existen graves riesgos para la mamá y el bebé.

Entre los riesgos de una diabetes no controlada en la gestación están: lesiones vasculares, problemas respiratorios en el bebé o incluso el bebé puede ser demasiado grande, ya que le llega parte del exceso de azúcar que hay en sangre y puede ser peligroso para sus órganos. Además, el bebé presentaría mayor probabilidad de convertirse en un niño obeso y un adulto diabético.

. Editora de GuiaInfantil.com