¿Crecen los niños cuando tienen fiebre?

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Puede parecer una creencia popular o un dicho abuela aquel que dice que los niños crecen cuando están enfermos, pero lejos de ser un mito, los pediatras dan la razón a nuestros mayores: los niños crecen cuando tienen fiebre y cuando duermen.

Está comprobado que se producen 'estirones' de forma repentina relacionados con períodos de enfermedad o incluso con períodos en los que el niño aumenta las horas de sueño.

El descanso y la fiebre producen estirones en el niño

¿Se crece con la fiebre en la infancia?

'¿Está el niño con fiebre? Uy pues dará un estirón', es una frase que he escuchado toda mi vida. De hecho, confieso haber deseado crecer cinco centímetros más tras una gripe, pero claro, no puedo luchar contra la naturaleza. Pero sí he observado en mis hijos, ciertos períodos en los que crecen más que en otros y, de repente, tienen esos momentos en los que pegan 'estirones'. ¿Por qué?

La talla final de un niño dependerá de la altura de los padres, pero no sólo este factor influye, también la alimentación, déficits hormonales, enfermedades severas durante el crecimiento o alteraciones genéticas. El doctor Juan Carlos Abril Martín, médico especialista en Ortopedia y Traumatología, nos explica que durante el tiempo que un niño está en la cama con enfermedad, puede sufrir un acelerón temporal del crecimiento. Es cuando las mamás decimos: 'el niño ha estirado'. Y es que, la fiebre estimula la hormona del crecimiento o somatropina.

Pero no sólo la fiebre puede ayudar a tener pequeños estirones, es un hecho que la mayor parte de la actividad celular que produce el crecimiento se da durante la fase de descanso y reposo

Por otro lado, un equipo de científicos de la Universidad Emory de Estados Unidos realizó un estudio sobre la relación entre las horas de sueño y el crecimiento de los niños y demostró que los 'estirones' están relacionados con un aumento de las horas que duerme el niño, y esto suele darse en períodos en los que el niño está enfermo y tiene fiebre. Incluso, también se acelera el ritmo de crecimiento en la infancia cuando se incrementa el número de veces al día que se duerme.