Cuando el niño se orina en la cama de forma involuntaria

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

No se sabe si es por vergüenza de los padres o por su ignorancia o desconocimiento sobre el tema, pero lo cierto es que más de la mitad de los niños que se orinan en la cama de forma involuntaria e incontrolada, no está diagnosticado adecuadamente por un especialista en enuresis infantil, y no reciben un debido tratamiento. ¿Por qué será?

Cuando el niño con enuresis no es tratado

Niño se hace pis en la cama

Casi un 70 por ciento de los niños con enuresis está sin diagnosticar correctamente. Eso es lo que revela el urólogo Juan Carlos Ruiz de la Roja, en una reciente entrevista a GuiaInfantil.com., y una encuesta realizada por Ferring, durante las vacaciones navideñas. Según el urólogo, es necesario que se produzcan dos o más episodios de escapes al mes para empezar a hablar de enuresis. Si eso ocurre, los padres deben buscar un especialista.

Una enuresis sin diagnóstico o tratamiento médico, puede generar consecuencias graves en el desarrollo madurativo y psicológico de los niños. Todo eso puede afectar a su rendimiento escolar, y en su carácter y comportamiento. Los niños evitan ir a campamentos de verano, a dormir en casa de amigos, por miedo a que su problema sea descubierto. La enuresis causa efectos negativos en la socialización de los más pequeños.

La enuresis se define como el escape involuntario de orina durante el sueño, con una frecuencia superior a cuatro veces al mes en niños mayores de cinco años. Es más común en niños que en niñas y son muchos los factores que pueden causarla, desde el mal entrenamiento del uso del baño hasta la antecedencia familiar. El 85 por ciento de los casos de enuresis tiene causa de origen hereditaria. Los especialistas señalan como "clave" un gen del cromosoma 13, "aunque se están estudiando otros genes y cromosomas que podrían tener relación con la enfermedad.

Cómo se diagnostica la enuresis infantil

Por lo general, esta enfermedad se diagnostica teniendo como base el historial médico y un examen físico del niño. Se hacen pruebas para descartar infecciones o enfermedades, se mede la tensión arterial, se pide una analítica de sangre y una ecografía. La enuresis tiene cura desde cuanto sea tratada debidamente.