En qué se parece un niño TDAH a un niño con altas capacidades

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Partamos de la base de que un niño con altas capacidades puede sufrir un trastorno TDAH en cuyo caso se conocería como un caso de doble excepcionalidad. Sin embargo, en ocasiones, los síntomas del déficit de atención e hiperactividad pueden confundirse con los de niños con un cociente intelectual superior a la media

Y es que, existen muchas semejanzas entre algunas conductas propias del niño TDAH y el que tiene una alta capacidad. Tanto es así, que en se ha llegado a diagnosticar de forma errónea a niños como hiperactivos y con déficit de atención, cuando en realidad son niños con una superdotación.

Semejanzas entre TDAH y altas capacidades en la infancia

Semajanzas entre TDAH y niños superdotados

Siempre me ha llamado la atención como en los colegios se detectan los casos de TDAH hasta debajo de las piedras pero brillan por su ausencia los casos de niños con altas capacidades. También son muchas las madres y padres que sin diagnóstico catalogan a sus hijos como hiperactivo. Sin embargo, no sólo el niño que es nervioso no tiene por qué ser TDAH sino que además no es extraño que niños con altas capacidades pasen por niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad porque reúnen características comunes:

- Ambos grupos presentan problemas a la hora de relacionarse con otros niños.

- Niños con TDAH y niños con altas capacidades se muestran inquietos y muy activos e incluso pueden tener problemas de insomnio o dormir pocas horas.

- Tanto los niños TDAH como los que tienen altas capacidades pueden tener dificultades escolares e incluso fracaso escolar.

- Muestran poca atención, aburrimiento o ensoñación en las tareas que requieren una atención sostenida.

- A los dos grupos les cuesta acatar normas y límites, ya sea en casa o en el colegio, a los niños con altas capacidades porque las cuestionan y a los niños TDAH porque les resulta complicado si éstas no son claras y concisas.

- El niño TDAH es impulsivo, una característica común en niños con altas capacidades ya que su pensamiento va más rápido que su análisis o juicio.

- Suelen abandonar tareas o proyectos sin terminarlos, los niños con TDAH porque una vez comenzados les parecen nimios e irrelevantes y  los niños TDAH porque les cuesta llevar a cabo tareas a medio o largo plazo, es decir, aquellas que no tienen consecuencias inmediatas.

- Pueden padecer baja autoestima y una sensación constante de frustración.