Señales que indican que el niño tiene piojos

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

¿Hay señales que pueden hacernos sospechar que nuestros hijos tienen piojos? Claro que sí. La presencia de piojos en la cabeza de los niños es muy fácil de detectar. El primer síntoma del contagio de los piojos es cuando se nota que los niños se rascan intensamente la cabeza y se quejan de que les pica mucho y que por ello no pueden evitar rascarse la cabeza.

Si notas que a tu hijo le pica la cabeza constantemente y que aparte de quejarse se pone nervioso, este es el momento para que revise atentamente la cabeza del pequeño en busca de piojos y/o liendres. 

Por qué pican los piojos

Niña se rasca cabeza

El por qué los piojos provocan tanta picadura en la cabeza de los niños se debe a que los piojos usan su saliva para depositar a las liendres lo más cercano a la raíz del cabello. El contacto de la saliva con el cuero cabelludo del niño puede producir una reacción alergica y provocar malestares al niño como el picor. Por esta razón es muy importante que se detecte la presencia de piojos cuanto antes para evitar que al rascarse los niños puedan provocar heridas y que estas lleguen a infeccionarse.

Cómo se revisa la cabeza de los niños

Para revisar la cabeza de los niños y buscar posibles piojos, es importante hacerlo minuciosamente, empezando por la parte de detrás de las orejas y en la zona de la nuca, porque son los lugares preferidas por los piojos. Los piojos pueden ser detectados con más facilidad, pero las liendres, por su pequeño tamaño y su color blanquecino, puede ser confundida con la caspa. Lo que diferencia la liendre de la caspa es que te costará muchísimo más arrancar las liendres porque están muy sujetas y pegadas al cabello.

Se debe mirar toda la cabeza y si se detecta cualquier tipo de piojo, se debe empezar con un tratamiento cuanto antes, sin olvidar de revisar la cabeza de los demás miembros de la familia. Para comprobar si hay liendres, es aconsejable que utilices la lendrera de toda la vida, es decir, un peine con púas muy finas y juntas, y si posible que sean de metal porque según mi experiencia son las más efectivas.