10 cosas que debes hacer para evitar que tu hijo se atragante

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

El atragantamiento en niños es muy común en niño, más de lo que pensamos, tanto es así que es la segunda causa de muerte en niños menores de 3 años. Se produce cuando un trozo de alimento u otro objeto quedan atascados en las vías altas o medias e impiden que el oxígeno llegue, no sólo a los pulmones, también al cerebro. Si el cerebro no recibe oxígeno, al cabo de 3 o 4 minutos podría producirse un daño cerebral irreversible o la muerte.

Es, por lo tanto, fundamental que los padres conozcamos qué puede provocar la asfixia en niños, en ocasiones el peligro está más cerca de lo que imaginamos.

10 consejos para evitar que los niños se atraganten

cómo evitar atragantamiento en niños y bebés

A muchos padres nos ha pasado y hemos vivido con horror ese momento en el que el bebé se atraganta y va cambiando de color mientras abre los ojos e intenta obtener aire. Es realmente angustioso, son segundos que parecen eternos.

Ya me advirtió la pediatra de mi hijo pequeño en su día, la curiosidad de los niños, los pequeños descuidos y el desconocimiento de los padres hace que a las consultas lleguen niños que han tragado pilas, canicas, clips, monedas, pendientes, tornillos, imperdibles, pequeños juguetes... La lista es tan larga como sorprendente. 

El peligro en estos casos es que los objetos se atasquen en la glotis e impidan que el niño pueda respirar. Para evitarlo los padres hemos de seguir estos consejos:

1. Identifica qué objetos podrían provocar la asfixia del bebé y apártalos: botones, canicas, monedas, pequeñas piezas de juguetes, globos...

2. Vigila al niño mientras come: nunca le dejes sólo, cualquier pequeño trozo de comida, e incluso líquido que se va por mal sitio, podría provocar su asfixia.

3. Corta los alimentos en pequeños trozos. Asegúrate de que tienen el tamaño adecuado, uno de los alimentos que mayor asfixia causan en niños son las salchichas que cortadas en rodajas tienen el tamaño de la glotis y puede quedar atascada en ella.

4. Evita ciertos alimentos: caramelos, frutos secos u otros alimentos sólidos podrían causar atragantamiento en el bebé. Cada alimento tiene su edad y su etapa.

5. Nunca des de comer al niño o al bebé mientras corre, juega, camina, esté saltando o riéndose, es probable que pueda atragantarse.

6. No tengas al alcance del niño juguetes no adecuados para su edad. Hay juegos que tienen piezas pequeñas, muy atractivas para los más pequeños que tienen a llevárselas a la boca.

7. Evita que los hermanos mayores le den alimentos o juguetes peligrosos para un niño más pequeño.

8. Nunca utilices biberones, chupetes y otros productos de bebé que no estén certificados y garantizado para el uso de niños pequeños. Podrían desprenderse piezas y ser tragadas por el bebé.

9. Es importante que estés preparada para saber qué hacer, aprende qué técnicas de primeros auxilios debes emplear en caso de atragantamiento de un niño o un bebé.

10. Se un ejemplo para tus hijos. No chupes tapas de bolígrafos, pulseras o cualquier otro pequeño objeto. Los niños observan siempre e imitan nuestra conducta.