La técnica 4-7-8 para que el niño se duerma en 1 minuto

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

¿Cuántas veces has intentado dormir sin éxito? ¿Y tu hijo? ¿Tiene algún problema para conciliar el sueño? ¡Pues esto se acabó! Existe una técnica increíblemente eficaz, que pueden utilizar tanto los papás y mamás con insomnio como los niños que se ponen muy nerviosos justo a la hora de dormir. La técnica se llama 4-7-8. ¿Quieres saber en qué consiste?

Los 3 pasos de la técnica 4-7-8 para dormir en un minuto

La técnica 4-7-8 para dormir en 1 minuto

La técnica 4-7-8 la creó el profesor Andrew Weill, de la universidad de Harvard, y se basa en el control de la respiración. Tal vez pienses que es complicada para un niño, pero nada de eso. Para él supondrá un juego y los resultados son asombrosos. Y bien, ¿en qué consiste exactamente? Sigue estos pasos y aprenderás a usarla de forma correcta: 

1. Inspira por la nariz durante 4 segundos. Sí, has oído bien: tienes que inspirar mientras cuentas mentalmente cuatro. Uno. Dos. Tres. Cuatro. 

2. Ahora retén el aire dentro de los pulmones durante 7 segundos. Cuenta mentalmente: uno, dos, tres, cuatro. cinco, seis, siete. Esta es la parte más importante. Retener el aire ayuda a relantizar el ritmo cardiaco y a eliminar ansiedad.

3. Expulsa el aire, suavemente, durante 8 segundos: uno, dos, tres, cuatro, cinco seis, siete, ocho. 

Debes repetir estos pasos varias veces. Notarás como el cuerpo queda en un estado de relajación perfecto. Además también afecta a la calidad del sueño. Un cuerpo en relajación descansa muchísimo mejor, ya que se el ritmo lento del corazón ayuda a que el cerebro se oxigene mejor.   

Otras utilidades del método 4-7-8 para los niños

Sin embargo, este método tiene más beneficios de lo que imaginas. Saber controlar la respiración es vital para usarlo en los siguientes casos:

- Elimina estrés: Si se practica de forma habitual, es una excelente terapia contra el estrés acumulado durante todo el día. Y sí, los niños también pueden sufrir estrés. Más aún en época escolar, claro.

- Ayuda a superar miedos: El sentimiento de miedo es irracional y lleva a la excitación. El pulso se acelera y somos incapaces de controlar los nervios. Esta técnica ayuda a recobrar el estado de tranquilidad y racionalidad, y por lo tanto, a superar un momento de miedo e incluso un episodio de pánico.

- Ayuda a relajarse antes de una intervención en público: actores, políticos y ponentes en general saben de la importancia que tiene la respiración para controlar el miedo escénico. Enseña a tu hijo a respirar de esta forma para relajarse antes de hablar en público.

- Úsalo antes de entrar en el médico: si tu hijo es de los que sienten pánico al dentista o a las vacunas, este método les será muy útil. 

- Ayuda a meditar: Sí, los niños también pueden meditar. Ni imaginas la de beneficios que tiene. Puedes ayudarte del bote de la calma y empezar con esta técnica de respiración. Al niño le es muy útil para trabajar las emociones. 

- Ayuda al niño a concentrarse: Este sistema es muy útil para niños que ya tienen que empezar a memorizar. Controlar la respiración también les ayudará a concentrarse.