Cuidemos la salud mental de los niños

Entre un 10 y un 20 por ciento de los niños españoles sufre algún tipo de trastorno mental y muchos de ellos no se identifican. Sólo una quinta parte de estos casos son adecuadamente tratados. Hoy, que se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, siguen existiendo carencias pues muchas personas con enfermedad mental no reciben apoyo social ni rehabilitación psicológica.

Las cifras disponibles muestran que, en América, la mayoría de los niños que necesitan atención de salud mental no reciben el tratamiento necesario. Hablando en términos económicos, está claro que el tratamiento temprano de niños y adolescentes puede reducir los gastos de la atención en años posteriores así como también los gastos sociales que generen los comportamientos antisociales que pueden ser resultado del fracaso del tratamiento precoz en la infancia.

Contra el rechazo social de los niños con trastornos mentales

Dia Mundial de la Salud Mental niños

Según la OMS, la celebración de este Día tiene por objeto sensibilizar a la población acerca de los problemas de salud mental. Con su recordatorio anual se pretende contribuir a fomentar un debate más abierto sobre los trastornos mentales y a promover la inversión en servicios de prevención, sensibilización y tratamiento. La falta de tratamiento de los trastornos mentales y neurológicos, y de los relacionados con el consumo de sustancias es enorme, en especial en los países con recursos escasos.

El Día Mundial de la Salud Mental también quiere luchar contra el estigma del rechazo social. Y es que el rechazo social es una de las mayores lacras de la salud mental y ellos lo notan. El Día Mundial de la Salud Mental quiere cambiar el miedo que tiene la sociedad a las personas con problemas de depresión, Alzheimer, bipolaridad o esquizofrenia por información clara, que ayude a la integración de los niños y personas que padecen algún trastorno mental.

Y además, es importante destacar que el impacto en la calidad de vida de las familias es considerable. Teniendo en cuenta que las enfermedades mentales dificultan la capacidad de aprendizaje de los niños e interfieren significativamente en la vida de las personas que la padecen y que los trastornos mentales, en conjunto, constituyen la causa más frecuente de carga de enfermedad en Europa, por delante de las enfermedades cardiovasculares y del cáncer, una cosa es segura, sin salud mental no hay calidad de vida.

Marisol Nuevo