Los efectos del tabaco sobre bebés y niños

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Todos conocemos los riesgos del tabaco, las cajetillas de cigarro avisan del peligro, los medios de comunicación también, en Internet existe abundante información sobre las consecuencias y aun así, cientos de miles de personas no quieren o pueden abandonar el hábito.

Sin embargo, se hace más doloroso cuando son mujeres embarazadas o padres quienes fuman, ya que no sólo ellos, sino sus hijos sufrirán las consecuencias. ¿Sabías que el tabaquismo pasivo en bebés es un factor de riesgo para la muerte súbita del lactante?

Riesgos del tabaco para el bebé

Los efectos de fumar junto al bebé

Hace un par de días puede ver en una parada de autobús a una embarazada fumando, y fue una imagen chocante y dura, ya que lo primero que pensé es en los riesgos a los que estaba exponiendo a su bebé. Yo abandoné el hábito cuando me quedé embarazada de mi primer hijo, y puedo afirmar, que es una de las mejores decisiones que he tomado... ¡y no fue tan difícil como imaginaba!

Recordemos que el tabaco contiene una combinación de más de 4000 sustancias químicas tóxicas e incluye cerca de 42 componentes que causan cáncer. Recordemos también que no sólo padece tabaquismo quien consume cigarrillos, sino quien vive alrededor de estas personas, son los fumadores pasivos. Quienes vivan junto a personas fumadoras pueden ser fumadores pasivos, pero si son bebés o niños las víctimas del humo del tabaco, ¿no os parece aun más grave?

Ya no es lo más habitual, pero se sigue viendo a mamás y papás empujando un carrito de bebé mientras sujetan un cigarrillo entre sus dedos. O padres que pasean con sus hijos y con su perenne cajetilla de tabaco. Esos padres llegarán a casa y seguirán fumando, quizás abran la ventana, quizás salgan al balcón, pero todos conocemos lo que es una casa de una persona fumadora. Por mucho que se intente, el humo lo impregna todo, también los pulmones bebés y niños.

¿Sabes qué puede ocurrirle a al bebé y a los niños que son fumadores pasivos? Existen estudios que alertan sobre ello ya que es un factor de riesgo para la muerte súbita del lactante. Por no mencionar los problemas respiratorios que puede causarles: infecciones respiratorias como la neumonía y la bronquitis, asma u otitis media aguda.

Además, hay estudios que aseguran que las madres que dan el pecho a sus hijos y fuman pueden pasar a través de la leche las sustancias nocivas. La American Cancer Society asegura que estos bebés duermen al menos media hora menos que los bebés de padres no fumadores. 

Los padres dependientes del tabaco deberían pararse a pensar. Si no pueden dejar el hábito por su salud, al menos deberían hacerlo por la de sus hijos.