Bebé sonríe al poder ver a su mamá por primera vez

El bebé se llama Leopold, hijo de una pareja de Seattle, EUA, y con apenas cuatro meses de edad, nos ha conquistado a todos con su enorme y preciosa sonrisa, de dejar a todos emocionados y con la piel de gallina. Si en condiciones normales las sonrisas de un bebé nos fascinan, en este caso, nos alegran aún más. Leopold sonríe porque, gracias a unas gafas, consigue ver el rostro de su mamá por primera vez. ¡Lindo!

Bebé ve a su madre y sonríe

Bebé de cuatro meses ve a su mamá por primera vez

Leopold nació con un trastorno poco común, denominado albinismo oculocutáneo, que no solo afecta al color de la piel, como también al cabello y a los ojos. Hace con que su visión sea muy débil. Gracias a que haya sido detectado de una forma temprana, Leopold ganó unas gafas especiales con lentes correctivas, y todo ha cambiado. Felizmente, Leopold pudo ver claramente el rostro de su mamá por primera vez. ¡Y qué alegría!

Seguramente un momento increíble no solo para el pequeño como también para su madre y toda la familia. Esta situación es importante para recordarnos lo importante que es detectar los problemas de visión en los bebés, desde la hora en que nacen.

Las dificultades visuales en los bebés se pueden detectar desde el primer momento en el que nacen, aunque es más frecuente que, si no son problemas graves, pasen desapercibidos hasta que se realiza la primera revisión visual, generalmente en torno a los 6 meses. A partir de esa edad es conveniente ir realizando revisiones visuales en función de la información que nos traslada el especialista durante la primera revisión.

Vídeo del momento en que Leopold ve a su madre por primera vez