Cuándo comenzar el tratamiento de la Enuresis infantil

Todos, padres e hijos, deben involucrarse en el tratamiento contra la enuresis

¿Cuál es el mejor momento para empezar el tratamiento de la enuresis? En los niños mayores de seis años, que son conscientes de su dificultad para controlar la orina y desean solucionarla lo antes posible para evitar que se acarree a otros problemas, la responsabilidad es lo primero. Sus padres deben exigirles que también pongan de su parte empeño y esfuerzo para llevar a cabo el tratamiento.

Todos, padres e hijos, deben involucrarse en el tratamiento. Cuando todos estén convencidos de que el tratamiento es necesario y oportuno, este será el mejor momento para empezar el tratamiento contra la enuresis.

Cuándo llevar al niño que se orina encima al médico

osito sentado encima de un water

A partir de los 6 años, muchos niños ya sabrán escribir y podrán llevar por si mismos la responsabilidad de apuntar la cantidad de orina que pueden aguantar o si la noche fue seca o mojada. Pueden participar del tratamiento de una forma muy activa.

Para que los niños no sufran desilusiones contraproducentes, es mejor esperar a que haya tenidos varias noches secas, aunque sean aisladas, indicando así el comienzo de una maduración propia, imprescindible para el éxito del tratamiento.

¿Cuánto tarda en funcionar el tratamiento?

Incluso los tratamientos con éxito (hasta un 70 por ciento en el mejor de los casos) pueden tardar semanas o meses en comenzar a dar resultados positivos. El adiestramiento del niño puede llevar tiempo. Dependerá del esfuerzo que haga el niño y del apoyo, la motivación y los ánimos que reciba de su familia.

El tratamiento requiere paciencia no solo por parte de los niños como también de sus padres y familia. No deben dudar en hablar con el pediatra del niño, sobre las diferentes opciones descritas en el tratamiento, si no han funcionado como deberían. El contacto con el médico debe ser constante y preciso. Sólo él podrá aclarar dudas concretas a respecto del tratamiento, y contestar a las preguntas que seguramente surgirán durante el tratamiento.