Prevención contra las caries en los niños

Qué se debe hacer para evitar las caries

Es mejor prevenir que curar las caries. El tratamiento dental de las caries es especialmente problemático si existe dolor. Algunos factores que pueden ayudar a prevenir las caries son chequeos regulares por el dentista y una dieta baja en dulces.

Aparte del cepillado diario, el uso de pastas dentífricas fluoradas constituye una medida preventiva siempre útil para evitar el desarrollo de las caries.

¿Qué hacer para evitar las caries?

Niñas se cepillan dientes

Algunos factores que pueden ayudar a prevenir caries son chequeos regulares por dentistas, una dieta baja en azúcar y dulces (incluyendo los zumos de frutas), y un buen ejemplo de los padres. Las medidas dietéticas que se deben poner en marcha para evitar las caries tienen como misión disminuir la materia prima (azúcares) sobre la que actúan las bacterias. Disminuir la frecuencia de exposición a los azúcares es más efectivo que reducir la cantidad total de los mismos. Favorece que tus hijos tomen alimentos ricos en fibra como la zanahoria o la manzana.

¿Cómo proteger de la caries a los bebés?

En los lactantes, es importante evitar el contacto prolongado de los dientes con la tetina de los biberones (no más de 15-20 minutos por toma). Tampoco es conveniente darles biberones por la noche o a la hora de la siesta. Y, sobre todo, evita endulzar sus chupetes con miel o con azúcar y procura que no ingiera zumos de frutas mediante biberón, es preferible hacerlo en vaso.

¿Qué hacer con las meriendas altas en azúcar?

Son las que mejor sabor tienen y despiertan una amplia sonrisa en su rostro, pero no son buenas para los dientes ni para la correcta nutrición de nuestros hijos. Los dulces, bizcochos, galletas y otras comidas azucaradas les encantan a los niños, pero pueden causar caries en los dientesde leche o definitivos. Las meriendas azucaradas contienen diferentes tipos de azúcar. También, algunas comidas altas en azúcar contienen mucha grasa. Los alimentos con almidón se descomponen en azúcares cuando están en la boca.

¿Cómo atacan los azúcares a los dientes?

Los gérmenes invisibles, llamados bacterias, se encuentran en la boca todo el tiempo. Algunas de estas bacterias forman un material pegajoso, llamado placa, en la superficie de los dientes. Las bacterias de la placa destruyen el azúcar que llega a la boca, y lo convierten en ácidos. Estos ácidos son muy potentes y disuelven el esmalte que cubre los dientes. De esa manera, se forman las caries dentales. Si comemos menos dulces, las bacterias producirán cantidades más pequeñas del ácido que destruye el esmalte del diente. Evita el uso de sacarosa y utiliza en su lugar, xilitol y sorbitol, que desarrollan una flora bacteriana con menor capacidad de desarrollar caries.

¿Las "chuches" son un peligro para la salud dental?

Evita dar a los niños alimentos que se peguen a los dientes como chicles y caramelos blandos. Por su permanencia prolongada en la superficie de los dientes causan caries más fácil y rápidamente. Los dulces pegajosos dan a los dientes un baño largo de azúcar, porque se quedan en la boca más tiempo que las comidas que se mastican y se tragan rápidamente. Un niño genera ácidos dañinos en su boca cada vez que picotea "chuches". Los ácidos continúan afectando a sus dientes durante 20 minutos, antes de ser neutralizados y dejar de causar daño. Eso quiere decir que mientras más dulces coman durante el día, más a menudo proveen de alimento a las bacterias que causan la caries dental. Si vas a dar un dulce a tu hijo, es mejor hacerlo después de una comida. Pero no olvides el cepillado de los dientes después. La comida y la merienda de los niños deben incluir alimentos variados y de los grupos alimenticios básicos, como frutas y vegetales; granos, incluyendo pan y cereal; leche y productos lácteos; y carne, nueces y semillas.

¿Qué es el flúor?

Es un nutriente esencial, que mejora la calidad del esmalte dental, logrando que los dientessean más resistentes a las caries. El uso del flúor previene la aparición de las caries interfiriendo en el metabolismo de las bacterias y reduciendo su papel patógeno. Además, la presencia de flúor facilita la incorporación del calcio a los tejidos duros del diente y a su remineralización. En nuestro medio, se puede ingerir la cantidad adecuada usando sal fluorada en la preparación de las comidas. No obstante, existen diversas presentaciones comerciales de flúor y se incluye en pastas dentríficas, colutorios, geles, pastillas o barnices. Es conveniente consultar con el pediatra cuál debe ser la mejor opción para cada niño. Algunas de estas presentaciones son de uso profesional y se administran bajo la supervisión de un odontólogo en consulta. En algunas áreas urbanas, el agua de consumo se somete a fluoración. Este método produce una disminución de la incidencia de caries de hasta el 50 por ciento. Es el método recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿El sellado de fisuras previene las caries en los niños?

El sellado de fosas y fisuras es una técnica de prevención ampliamente extendida en la odontología actual, que ofrece excelentes resultados en la prevención de las caries. Consiste en la modificación de las áreas anatómicas más retentivas de la cara masticatoria de los dientes, las fosas y las fisuras, mediante la utilización de diversas técnicas y materiales de empaste.

El sellado ha sido una de las principales medidas preventivas empleadas para combatir la caries en niños con especial tendencia a sufrirlas.

Fuente consultada: Organización Mundial de la Salud (OMS) Asociación Española de Pediatría (AEP)