Recetas y comidas para un niño celíaco

La clave de la dieta de un niño celiaco está en el correcto manejo de su alimentación

Si para un adulto ya es difícil llevar una dieta sin gluten, imagina lo que significa para un niño dejar de comer alimentos sin harina, como las galletas, las pastas o los alimentos rebozados. Pensando de esta forma, cualquiera se desanima, pero no existe razón para desesperarse. Existen alimentos rebozados, galletas y pastas, especialmente preparados sin gluten. Tienen un sabor distinto, pero a todo nos vamos acostumbrando y habituando.

Lo difícil es controlar es la alimentación del niño en su vida social cuando le invitan a fiestas y cumpleaños. Por esta razón, pueden ser de utilidad algunos consejos a tener en cuenta en estas situaciones.

Dieta sin gluten, la mejor medicina para los niños celiacos

Bebé celiaco

La clave del tratamiento está en el correcto manejo de la alimentación del niño. Es importante educar al niño en las pautas alimenticias establecidas por el pediatra. Con una buena elección de los alimentos, el niño puede llevar una vida absolutamente normal. Un buen manejo de la alimentación también incluye el control de la dieta del niño en situaciones sociales variadas.

Desde el principio, conviene informar al niño de los alimentos que puede comer y de los que no le sientan bien para que pueda controlar en las excursiones, en los paseos, en las fiestas de cumpleaños, en la escuela, en el comedor, en los campamentos, en la casa de los amigos o vecinos. En estas situaciones especiales, es importante que exista un control sobre la alimentación del niño celiaco.

Educación alimenticia para los niños celiacos

En la escuela, por ejemplo, se debe informar a los profesores y al director sobre la dieta que se debe cumplir. El niño debe ser consciente de lo que no puede comer y, si es posible, conviene prepararle una merienda especial para que no tenga que compartir los mismos alimentos de sus compañeros. Se debe avisar también a los responsables del comedor, solicitando una dieta orientada.

1. En campamentos y picnics, es importante divertirse y cuidarse, y de fundamental importancia el comunicar a las personas responsables sobre los cuidados que deben tomar.

2. En los cumpleaños, dependiendo de quién lo organice, resulta conveniente que lleves una merienda exclusiva al niño o darle de merendar antes de la fiesta y sugerir a los anfitriones cuáles son los alimentos prohibidos y los permitidos para tu hijo.

3. En los viajes de avión se debe consultar con anterioridad acerca de los servicios de catering, y si incluyen comidas para celiacos.

Te proponemos un menú de recetas sin gluten para niños celíacos.